perros policiales al ataque

Publicado en marzo 20, 2007 por

5


[Concepción, Chile] Caninos también dan pelea a la delincuencia. El perro es el mejor amigo del hombre, este dicho es bien sabido en los carabineros de la Unidad de Perros Policiales de Concepción, ya que los canes son considerados como un colega más de labores.
En nuestra región, existe la Subcomisaría Montada y Perros Policiales, esta última tiene un total de 15 canes, en su mayoría de orden y seguridad.
Según el capitán de la Subcomisaría Montada y Perros Policiales, Óscar Sandoval Ulloa, los animales son de gran ayuda al momento de trabajar.
“Marcan presencia policial, por ejemplo en los eventos masivos. La gente es más respetuosa y colabora de forma inmediata, cuando ven al carabinero con su perro, lo mismo pasa con la policía montada”, señaló el capitán.

Duro Adiestramiento
Estos canes, en su mayoría pastores alemanes, deben pasar primero por un año de arduo entrenamiento en la escuela de adiestramiento canino, que se encuentra en Santiago.
Dentro de esta escuela, existen cuatro ramas en las que se pueden especializar a los perros: orden y seguridad, detección de drogas, explosivos y búsqueda de personas.
Luego, son destinados a las distintas unidades del país, de acuerdo a las necesidades de cada región.
Cada carabinero que se especializa en esta área tiene a su cargo a un perro, quien se convierte en su fiel compañero hasta la muerte.
“Los canes tienen una vida de servicio de 10 años, luego son dados de baja. Sin embargo, esto es relativo, porque si alguno de ellos se enferma de algo grave durante este lapso de tiempo, igual puede dejar la unidad”, concluyó el capitán Óscar Sandoval.

Experiencia Única
Para el sargento Juan Vivanco Márquez, el trabajar con un perro es una experiencia muy satisfactoria.
“Hace 13 años que soy guía e instructor de perros policiales y nunca me he arrepentido de ello. Al contrario, esta es una labor muy enriquecedora”, expresó Vivanco.
Cuenta que desde siempre le han gustado los caninos, y que al momento de la especialización, no dudó en transformarse en instructor de cachupines.
“Mi familia siempre me ha apoyado en está hermosa labor. A uno debe gustarle mucho los animales, pues el perro debe sentirse querido por el amo”, enfatizó el sargento, quien da todo por su perro Guerrero.
[19 de marzo de 2007]
crónica]

Posted in: chile, concepción