descuerne es común en granjas lecheras

Publicado en octubre 3, 2012 por

1


[Estados Unidos] [La brutal práctica de cercenar los cuernos de las vacas –el descuerne- es una práctica habitual en las granjas lecheras.]

[Sharon Seltzer] Piense en una fotografía de una típica vaca lechera: la mayoría de la gente no imaginará una vaca con cuernos. Por eso impresiona cuando nos enteramos de que todas las vacas nacen con un tejido en sus cabezas que la naturaleza les puso para que se conviertan en cuernos, los que son removidos por los granjeros, que utilizan para ellos hierros candentes, químicos cáusticos, cuchillas y sierras de mano.
PETA y el actor Casey Affleck están creando conciencia sobre la práctica en un nuevo video titulado ‘Dehorning: Dairy’s Dark Secret’ [El descuerne: el secreto más tenebroso de las lecherías]. La campaña llama a poner fin a la cruel práctica del descuerne y a elaborar regulaciones más humanitarias.
El Departamento de Agricultura de Estados Unidos informó en 2010 que “más del nueve de cada diez granjas lecheras practican el descuerne”. Sin cuernos, es menos probable que las vacas lecheras encerradas en espacios reducidos se causen daño unas a otras.
La preocupación de PETA sobre la práctica es que en Estados Unidos los sensibles brotes de cuernos son removidos a menudo a terneras de apenas unas semanas sin anestesia ni analgésicos.
“Vacas y terneras se resisten desesperadamente cuando son descornadas”, dijo Affleck. El video muestra a los animales “retorciéndose, moviendo la cabeza, encabritándose, moviendo el rabo, bramando y cayendo al suelo” cuando los trabajadores queman o cercenan el delicado tejido de los cuernos.
Lyndon Odell, director ejecutivo de Willet Dairy explicó que el descuerne es una “práctica común en la agricultura” y se hace para proteger tanto al animal como a los empleados. “Un animal con cuernos afilados puede cornear a otros animales que están en la misma manada o pueden herir a los empleados que trabajan con los animales”.
Aunque la práctica pueda ser habitual, países como Australia, Dinamarca y Suecia exigen que se utilice un anestésico, especialmente cuando el descuerne se hace en animales adultos cuyos cuernos han crecido en sus cráneos.
PETA dice que los granjeros están completamente conscientes del dolor que se les inflige a las vacas y cree que una solución sería criar “vacas a las que la naturaleza no dotó de cuernos”. Hasta entonces, continuarán con su boicot de los productos lácteos.
Firme la petición contra el descuerne.
3 de octubre de 2012
28 de septiembre de 2012
©care2
cc traducción c. lísperguer