perros atacan a transeúntes

Posted on mayo 23, 2006 por

0


Antofagasta, Chile. Peligrosos ataques de perros vagos en el centro. Hasta efectivos motorizados de Carabineros sufren constantes agresiones.
Los perros vagos que circulan por las calles de la ciudad
ya no angustian sólo a los peatones por el peligro inminente que representan, sino también a los conductores, quienes ven en los animales un obstáculo a la hora de desplazarse en sus vehículos.
Y quizás los que más sufren con este problema de Antofagasta son los motociclistas, quienes corren el riesgo de caídas y mordeduras prácticamente en cada esquina de la ciudad.
En Carabineros bien lo saben. Aunque en las últimas semanas no han habido incidentes que reportar, sí hay registro de efectivos motorizados que han sufrido caídas y mordeduras. Es decir, han sido atacados por perros vagos.

Emboscada
El cabo primero Aldo Rojas, quien conduce una motocicleta de tránsito, fue víctima de una verdadera ‘emboscada' de canes vagos. El accidente ocurrió hace dos años, pero él la recuerda con claridad.
Todo ocurrió en la intersección de avenida Argentina con Sucre. "Voy transitando a un operativo rápido y de una jauría que va cruzando salen como tres perros. Al hacerle el quite a uno, atropello a otro y me caigo", relató.
Afortunadamente, la peor parte la sacó la moto. "Sufrí algunas lesiones leves, pero la moto fue la más dañada", agregó. Rojas admite que tuvo suerte, porque el evento pudo haber causado un accidente mayor.
También hay historiales de mordeduras. El mismo Rojas cuenta algo que le pasó en enero a un colega suyo, quien fue mordido por una jauría en un operativo.
El cabo segundo Vladimir Fernández había sido asignado a un servicio de control y vigilancia en el Estadio Regional.
Estaba patrullando cuando una jauría salió a su encuentro. Lo mordieron en la pierna izquierda. Las lesiones también fueron leves.

Riesgos
El jefe de la Tercera Comisaría de Carabineros, mayor David Alvarado, aseguró que es común que los efectivos motorizados tengan problemas con los perros vagos.
"Por hacerle el quite a un perro, es factible provocar un accidente mayor. Entonces, el problema no es tan simple como parece", afirmó.
Una carabinera motorista de scooter, que prefirió el anonimato, comentó que las jaurías afectan la maniobrabilidad, más aún en este tipo de motos, que tienen cambios manuales. Las todoterreno lo tienen en los pies.
Ello les impide ahuyentar a los perros, obligando a acelerar con el riesgo latente de un accidente.
El ruido del motor, comentó, les molesta, lo que provoca las clásicas persecuciones que duran varios metros.
Aunque el jefe de la Segunda Comisaría, mayor Claudio Logan, asegura que no hay registros de mordeduras o caídas en el sector norte, sí es sabido que el alto número de perros en las poblaciones complica de sobremanera los operativos o patrullajes.
Ladridos, persecuciones e intentos de mordedura son pan de cada día.
El problema de los perros vagos sigue latente en nuestra ciudad, pese a los operativos de eliminación realizados por Coproba.
Esta entidad presenta problemas de recursos para seguir adelante con este tipo de controles caninos en el sector centro y poblaciones.

Accidentes
El secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset), Emilio Oñate, aseguró a este Diario que "perros en la vía pública son un riesgo latente de accidentes". Aunque no hay estadísticas de cuántos incidentes provocan los animales, sí estimó que en varios son las causales.
"Si un perro irrumpe sorpresivamente en la calzada, obliga al conductor a una maniobra evasiva o un frenazo, lo que puede provocar un accidente. Y si el conductor es inexperto, puede vacilar. En el caso de los motociclistas, pueden perder el equilibrio y caerse. Este no es un tema menor", afirmó.
[22 de mayo de 2006]
mercurio de antofagasta]

Posted in: chile, Uncategorized