se subastan perros de diseño

Posted on mayo 20, 2007 por

0


[Chicago, Estados Unidos] El perro de diseño más bonito lo encuentras en la perrera de tu barrio. Tenemos un perro de diseño. No es ni labradoodle (labrador retriever y caniche) ni goldendoodle (golden retriever y caniche). No es ni cockapoo (cocker spandiel y caniche) ni pekapoo (pequinés y caniche). Estos perros de diseño son el último grito de los que pueden comprarlos, pero en nuestro vecindario en realidad es chic salir a pasear con tu puggle (dogo faldero y beagle).
En el parque, una mujer me dijo, llena de orgullo, que había pagado 1650 dólares por su bagel. Ese es un bagel caro, incluso si es el resultado de un basset hound y un beagle.
Respondí: “Guau, Ethel, nuestro pastor King Daley sólo nos costó cien dólares”.
Ella empezó a discutir. “Vamos, todos sabemos que los pastores Daley cuestan a lo menos 750 dólares”.
Insistí. Después de todo, yo hice el cheque.
Sin embargo, continuó hablando sobre el tema. Estaba claramente orgullosa de haber pagado lo que ella por su perro, que era verdaderamente muy bonito. Pero entonces creo que nuestro pastor King Daley es todavía más bonito.
La llamamos Ethel porque, bueno, simplemente teníamos que darle un nombre, porque nuestro otro perro, un pastor australiano miniatura, se llama Lucy. Ahora tenemos una Lucy y una Ethel.
Ethel tiene ahora ocho meses. Imaginad un perro de brillantes ojos azules con uniforme militar. Su pelaje único y corto es de color azul gris, marrón y negro. En la red, busque con Perro Salvaje Africano o mire los cánidos salvajes en peligro de extinción en Animal Planet; en realidad, ella se parece esta exótica raza. Kim Thornton, una escritora de libros sobre mascotas, que escribe una columna titulada ‘Creature Comforts’ para MSNBC, viajará pronto al África a observar los perros salvajes, pero me escribió en un mensaje e-mail hace poco que se ahorraría un montón de dinero si venía a Chicago a ver a nuestra Ethel, de nueve kilos.
Excepto, por supuesto, que Ethel no es una perra salvaje. Ethel es muy amistosa, y adora a todo el mundo, lo que es característico de su raza. Esos ojos de color azul cielo son los más expresivos que he visto nunca en un perro, o en una persona. Mirad en sus ojos, y sabréis qué está pensando. Sus ojos son tan chispeantes que más de algún desconocido ha sugerido que llevaba lentes de contacto de color.
Cuando Ethel era más joven, la gente se apiñaba a su alrededor, preguntando (y quiero decir, preguntando): “¿Qué es?”
Una vez que bajábamos por la calle y pasamos frente a una peluquería, salieron tres señoras a mirarnos -un peluquero con guantes de plástico, una mujer con rulos, pinzas y tiras de papel de aluminio en su pelo y una mujer con un celular con cámara lista para sacar una instantánea de nuestro cachorro. Todos querían saber una sola cosa: “¿Qué es?”
Me sentí obligado a inventar algo más extravagante, ya que mis respuestas previas simplemente no eran suficientemente convincentes.
Todo empezó en el servicio de Control y Cuidado Animal de Chicago, la perrera de la ciudad, donde alguien dejó una camada de cachorros estornudando e infectados de gusanos.
Paws Chicago se llevó la camada de Ethel y ahí es donde mi esposa Robin y yo vimos al bonito cachorro de ojos azules en la página web de Paws Chicago. La adoptamos y la bautizamos Ethel. En esa época, no sabíamos que teníamos un pastor King Daley. En el refugio la llamaban mezcla de pastor australiano, porque así se veía, al principio. Sin embargo, cuando empezó a crecer quedó en claro que ella seguramente no era un mix Aussie.
Cuando la gente preguntaba: “¿Qué es?”, yo respondía: “Es un chucho”. Pero me sentía menospreciada cuando oía respuestas paternalistas, como: “Oh, qué bonito”. Ellos decían: “Qué extraordinario”, por la adopción, pero cuando daban vuelta los ojos, sus cuerpos decían otra cosa. Claramente, se habrían quedado mejor impresionados con un bagel, o alguna otra raza de diseño.
Así que hice una raza de diseño propia. Ya que Ethel provenía originalmente de la perrera de la ciudad, y nuestra ciudad pertenece a King Dale, determiné que la  ‘raza’ era pastor King Daley. Pero debido a que Ethel es esterilizada, como todos los demás cachorros de su camada, es la última King Daley.
Dicho simplemente, Ethel es un perro de raza mezclada. Mezclas planificadas, pero mezclas. Y ciertamente no son tan únicas como el pastor King Daley.
Una persona me escribió un e-mail, quejándose: “Entre a Google, pero no encontré a ningún Kind Daley”.
“Nunca encontrarás a nadie como yo”, respondí. “Pero visite su refugio animal local, y allá podrá encontrar su propio perro de diseño… a precios de subasta”.


[Steve Dale, Tribune Media Services, 2225 Kenmore Ave., Suite 114, Buffalo, NY 14207]

[PETWORLD(at)AOL.com con su nombre, ciudad y país] [www.stevedalepetworld.com]
[20 de mayo de 2007]
[©Steve Dale. Distribuido por McClatchy-Tribune Information Services.
los angeles times]
[viene de mQh]

Posted in: Sin categoría