perros de la calle, tarea pendiente

Posted on julio 10, 2007 por

4


[Osorno, Chile] En diez años el municipio local ha esterilizado a 2 mil 30 hembras. No es extraño encontrarse con perros que vagan solos sin destino, en diferentes calles de la ciudad y que muchas veces presentan algún tipo de maltrato o enfermedad.
La Sociedad Protectora de Animales de Osorno, recibe en promedio 3 llamados diarios por algún tipo de denuncia de violencia ejercida en contra de algún animal. El crecimiento exponencial de perros vagos no es un fenómeno privativo de esta ciudad. Tampoco es extraño que más de alguien sea víctima de estos canes, por alguna mordedura.
Las cifras del Servicio de Urgencia del Hospital Base de Osorno en 2006 dan cuenta de 664 casos en el año, con un promedio de dos ataques diarios.
Este es un tema que preocupa al municipio…y hace bastante tiempo. Desde 1997 la Oficina del Medio Ambiente de la Municipalidad de Osorno, implementó un programa de esterilización canina.
Ingrid González, profesional a cargo de esta oficina, explicó que “el control de la población canina se entiende a largo plazo, con la esterilización de las hembras. Son las organizaciones comunitarias las que nos hacen llegar sus solicitudes por escrito al municipio y, de esta forma, se les entrega un cupo de 10 operaciones por organización”.
La necesidad es mucho mayor y son muchas las personas que deben quedar afuera del beneficio, que de paso no tiene costo alguno para las personas.

No Es Suficiente

“Sabemos que este es un problema social que afecta a toda la población y por eso tratamos de llegar a la mayor cantidad de organizaciones, pero no es suficiente”, contó.
La esterilización también va acompañada de una charla a las personas que son beneficiadas, apunta a la tenencia responsable de mascotas, la que está a cargo en conjunto con los médicos veterinarios que realizan la intervención.
Para Sonia Ojeda, lo que hace falta son más esterilizaciones, pero también “educación a la comunidad, dar más charlas y hacer entender a la gente, que al tener un perro, se adquiere una responsabilidad de darle el mejor trato posible, satisfacer sus necesidades de abrigo, de alimentación y de cuidado”, explicó.
El programa del municipio, también considera una atención particular, enfocada a personas que no están bajo el alero de un comité o junta de vecinos, pero que no pueden pagar el valor total de la operación, que llega a los 40 mil pesos aproximadamente.
Se subvenciona este acto responsable y sólo se pagan unos 3 mil 500 pesos.
“La esterilización es la única forma de pensar en una manera de solucionar el problema de los perros vagos a largo plazo, pero nos faltan recursos”,señaló Ingrid González.
Entre los años 1997 y 2006, se esterilizaron a través de este programa 2 mil 30 hembras con una inversión de más de 22 millones de pesos y para 2007 cuentan con un presupuesto de 4 millones de pesos, donde se van a operar en total a 255 perritas.
Esto significa que las hembras no se vuelven a reproducir. Considerando que cada una de ellas tiene dos periodos de celo al año, donde en promedio procrean a seis cachorros, de los cuales la mitad son hembras, por lo que la población de perros continúa creciendo.
Para Ingrid González darle solución al tema pasa por la esterilización anual de por lo menos 3 mil 500 perritas, lo que significa una inversión mayor de recursos.

Ser Responsables
La tenencia responsable de mascotas , en particular de perros, también considera algunos aspectos que no siempre los amos están en condiciones de cumplir y se ven como víctimas de sus propios ‘regalones’.
Héctor Quisel, se dedica desde 1981 al adiestramiento de perros y en 1985 se radicó en Osorno. Con una experiencia de más de 25 años en el área, dice ser un conocedor de las relaciones que establecen los amos con sus mascotas.
Su especialidad es el adiestramiento básico de perros: la defensa y ataque, “cada perro tiene condiciones y características particulares y su comportamiento o nivel de agresividad se define en el 90% por la crianza que se le dé”, explicó el experto.
Señala que cada raza tiene condiciones y características positivas y negativas, pero se potencian por la educación que le entrega su dueño.
Así, son muchas las personas que adquieren un can por el sólo hecho de tener seguridad, estatus o por moda. “La gente no se preocupa de saber sobre la raza de su mascota, sus características y tampoco sobre cómo darles afecto y disciplina, los dos fundamentos para mantener bajo control a los perros”.
Aunque siempre existe la posibilidad de que un perro manso tenga un arranque de agresividad y pueda morder a una persona, incluso a su amo, Quisel contó que “en la mayoría de los casos esto es responsabilidad de los dueños del animal, porque crean situaciones que hacen que ellos (los animales) se defiendan”.
Por ejemplo, que los perritos estén en espacios reducidos puede generar una situación de estrés o la falta de alimento también los lleva a ser violentos con los humanos.

¿Se debiera legislar sobre la tenencia de razas que genéticamente serían agresivas?
Creo que la preocupación de los legisladores está bien, pero se está dejando de lado a los animales, porque lo que falta es educar a las personas respecto a cómo deben tratar a sus mascotas.

La idea es que el perro sea educado con afecto y corrección, que haya un equilibrio.
En su experiencia todo perro es adiestrable y mientras más pequeño sea, es más fácil crearle hábitos. “Lo que más cuesta es hacerle entender a los dueños que deben ser estrictos en la crianza de sus perros, porque es una gran responsabilidad”, puntualizó.

Al Rescate
Una entidad que se dedica en forma desinteresada a la protección de los animales abandonados o maltratados, es la Sociedad Protectora de Animales, que en Osorno cuenta con cerca de 200 socios que se dividen entre quienes son activos, cooperadores y socios juveniles.
La tarea que deben cumplir, abarca una serie de actividades de rescate de animales que son abandonados en distintos sectores de la ciudad y tratar de ayudarlos. Para la presidenta de esta entidad, Sonia Ojeda “el abandono de perritos y el maltrato “es un problema que no tiene solución. Lamentablemente, vemos distintos casos todos los días, es muy triste”.
Para la voluntaria “la ley debería ser mucho más estricta y castigadora, para que a través del ejemplo, los demás dejen de hacerle daño a los perritos”, puntualizó.
Cuenta que entre los muchos maltratos que le ha tocado ver en sus recorridos por la ciudad, le impacta el abandono de pequeños cachorros. “La gente nos llama para denunciar los maltratos o abandonos y a veces logramos saber quién lo hace, pero no estamos facultados para nada más”.
En promedio, las distintas personas que son parte de esta especie de brigada por los animales recibe en promedio tres llamadas diarias con denuncias de maltrato, abandono o atropello de perritos.

Los Amos
Dentro de las acciones de los propios amos de los canes, también se ven casos de maltrato, como tenerlos en espacios reducidos, amarrados con cuerdas de menos de un metro, con bozales para que no ladren, la desnutrición por la falta de alimentación o a la intemperie, en días de frío y lluvia.
Así, la labor que realiza la Sociedad Protectora de Animales de Osorno, consiste en rescatar a los perritos que son abandonados y tratar de que tengan un hogar, llevar a los que necesiten atención médica al veterinario y rehabilitar a los que se pueda.
[Pamela Vergara Moraga]
[9 de julio de 2007]
austral de osorno]

Posted in: chile