El Perro como Instrumento de Poder

Posted on noviembre 14, 2007 por

1


[Concepción, Chile] Miguel Ángel Mansilla, veterinario: “La gente se esconde en sus animales para fingir poder”.
En otros países, el porte de perros de razas fieras está asociado a gángsteres y mafias. El fenómeno poco a poco comienza a llegar a nuestro país.
Un perro perteneciente a una raza agresiva posee una fuerza de mordedura superior a los 500 kilos por centímetro cuadrado.
La posesión de canes fieros y agresivos otorga en algunos casos, a quienes los poseen, un falso poder. Así lo sostiene Miguel Ángel Mansilla, veterinario de la Universidad San Sebastián.
“Uno puede ver que mucha gente se refleja en su animal. Desean imponer su poder, y para ello eligen perros de razas tan poco equilibradas como ellos”, sostiene el catedrático.
Razas Agresivas
El profesional indicó que, en buena medida, la agresividad de rottweilers, pitbulls y otros, se remonta al origen de estas razas.
“Tales razas fueron creadas con la finalidad de defender a sus amos. En otros países, las mafias adiestran a estos animales, para luego protegerse con ellos. Son la primera barrera física con la que tropieza la policía cuando intenta arrestarlos”, señaló el docente.
Mansilla agrega que todo depende del profesionalismo con que se eduque a los cuadrúpedos.
“Junto con analizar las características del perro, los adiestradores estudian al dueño, para determinar las verdaderas intenciones por las que desea prepararlo para defensa y ataque. Hay gente que se esconde detrás de su animal”, sostiene el veterinario.

Peleas Ilegales
Otro de los fines con que son usados los canes pertenecientes a razas fuertes y agresivas, son las peleas clandestinas. Así, varios son los ejemplares que han llegado hasta la Clínica Veterinaria de la USS presentando heridas derivadas de estas peleas.”En muchos casos, la gente sabe perfectamente bien dónde se realizan estas peleas y apuestas, pero a la hora de denunciar la situación, nadie dice nada. Uno se da cuenta inmediatamente del verdadero origen de las heridas”, sentenció el veterinario Miguel Ángel Mansilla.
[14 de noviembre de 2007]
crónica]