leyes más duras contra maltrato animal

Posted on febrero 14, 2008 por

5


[Richmond, Virginia, Estados Unidos] [Tras el escándalo de Michael Vick, hay una creciente presión por leyes más severas contra las peleas y las fábricas de perros]. Lea el reportaje de Los Angeles Times:

Defensores de los derechos de los animales del país esperan que la indignación pública por los escándalos sobre las peleas de perros y las fábricas de perros en Virginia obliguen a los legisladores federales y del estado a aprobar leyes más severas contra el maltrato animal.
Las acciones legislativas se han derivado de la detención del jugador de los Atlanta Falcons, Michael Vick y sus amigos, por acusaciones de que dirigían una organización de peleas de perros en su finca de seis hectáreas en el sudeste de Virginia.
Ese caso, en el que Vick fue sentenciado a veintitrés meses de reclusión, fue seguido por un estudio que muestra que la mayoría de los cachorros vendidos en Virginia provienen de criaderos ilegales que producen mascotas como ganado.
La Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos espera que los legisladores de unos veinticinco estados consideren en 2008 el endurecimiento de las leyes contra las peleas de perros, dijo Michael Markarian, el vicepresidente ejecutivo de la organización. Él y otros grupos de defensa animal también esperan cambios en las leyes federales.
En Virginia, por ejemplo, una medida persigue agregar las leyes contra las peleas de perro a las leyes contra la extorsión del estado. Eso haría que los organizadores de peleas de perros reciban sentencias más largas que hoy, y que se podrían incautar sus activos.
Pero no se requieren solamente penas más severas, dijo Randall Lockwood, vicepresidente de iniciativas contra la crueldad animal de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales.
“Esas son leyes del tipo que suenan bien y se ven bien. Lo que es más difícil de lograr son los detalles prácticos que permitirían la implementación de las leyes contra la crueldad animal”, dijo Lockwood.
“Francamente, si la policía no tiene dónde dejar a los perros que podrían rescatar en un allanamiento de un local de peleas de perros, ese allanamiento no va a ocurrir”.
En el caso de Vick, un juez federal le condenó a pagar más de 920 mil dólares para financiar los cuidados a largo plazo de los cerca de cincuenta pit bulls de su organización.
La organización de peleas de perros es un delito grave en todos los estados, excepto en Wyoming e Idaho, y los legisladores en esos dos estados han prometido reintroducir los proyectos para eliminar la distinción.
Asistir a una pelea de perros es un delito menor en veintiséis estados. Es legal en Georgia, Hawaii, Idaho y Montana.
“Esos son realmente los elementos que ayudan a prosperar a esa industria criminal clandestina”, dijo Markarian.
Las leyes contra las fábricas de mascotas están en elaboración en varios estados. Los defensores de las regulaciones dicen que los caniles de crianzas masivas producen a menudo mascotas enfermizas que terminan sea muriendo poco después de su venta o colocadas en refugios de conducta antisocial.
Las leyes federales exigen que los criadores que venden mascotas al por mayor o para investigaciones para conseguir permisos federales, pero un estudio de la Sociedad Protectora de Animales constató que muchos ignoran esas exigencias.
Casi la mitad de los estados no exige ni permiso ni reglas para operaciones de crianzas de perros.
La Sociedad Protectora espera que Virginia considere limitar el número de cachorros que son puestos a la venta cada año.
Esas leyes preocupan a Bob Kane, presidente de la Asociación de Dueños de Perros de Caza, de Virginia. Muchos cazadores tienen numerosos perros, y Kane dijo que temía que podrían ser barridos en la premura por aprobar leyes dirigidas contra los criadores inescrupulosos.
Kane está especialmente preocupado por las medidas que persiguen permitir que inspectores de organizaciones sin fines de lucro, como la Sociedad Protectora, puedan entrar a terrenos privados para evaluar las condiciones de vida de los animales.
“Si ellos no cuidan a sus perros, independientemente de cuántos sean… entonces no sé en qué podría usarlos”, dijo Kane. “No creo que ciudadanos privados deban ser los que decidan sobre este tipo de cosas”.
[14 de febrero de 2008]
[31 de diciembre de 2007]
los angeles times]
[viene de mQh]