en chiloé esperan solución

Posted on febrero 22, 2008 por

1


[Chiloé, Chile] [Región necesita recursos para lanzar campañas de esterilización, caniles y tenencia responsable. Pese a las experiencias, unos pocos pretenden que la solución es el exterminio]. Lea nota en La Estrella de Chiloé:

Alarmante Cifra de Ataques. Si bien es común ver a los cánidos recorriendo libremente las calles y poblaciones de la provincia, en la comuna más austral de Chiloé esta realidad se ha transformado en un problema mayor, que incluso ha provocado traumas psicológicos.
Un problema sin respuesta pareciera ser el de los perros en Quellón. A diario se pueden ver turbas de canes circulando por el centro de la comuna y sus principales poblaciones.
Algunos de ellos son perros vagos, la mayoría en muy malas condiciones, productos de enfermedades como la tiña, la falta de alimento, las diarias peleas o los atropellos que han sufrido. Otros son perros que poseen dueño, pero que no son amarrados o se les deja la reja abierta, por lo que no extraña toparse con rottweiler, pastores alemanes, akita y otras razas consideradas peligrosas.
Para el director del Hospital de Quellón, Paul Böettiger, esta situación ha significado un aumento de la cantidad de personas mordidas por estos animales.

Facultativo
“Desde hace varios años que tenemos muchos ataques de perros, al menos día por medio se ve una mordedura relativamente importante, llegando en algunos períodos incluso a una diaria”, indicó el facultativo.
Consultado sobre la gravedad de las mordeduras, el galeno precisó que la mayoría son leves, pero se han visto casos muy graves.
“Con alguna frecuencia se ven lesiones que producen colgajos o secuelas estéticas, que necesitan al menos seis meses para lograr su recuperación. Me acuerdo de un par de personas -niños pequeños creo- que por la importancia de los daños debieron ir a Puerto Montt para tratarse con cirujano plástico”, concluyó.
Otro lado de la moneda, son las lesiones psicológicas que presentan las víctimas de las mordeduras. Para Olga Coronado, que fue mordida en la cara a principios de noviembre, diversas cremas han disminuido las cicatrices en su rostro, pero no en su mente.
“Tengo un gran daño psicológico, ya que todavía siento mucho miedo cuando veo un perro en la calle”, precisó.

Indicadores
Pese a los alarmantes indicadores, la Subcomisaría de Quellón presenta una realidad absolutamente distinta. El suboficial Mario Urtubia, manifiestó que se encuentra en conocimiento de los datos manejados por el hospital, pero que no se ve graficado en las estadísticas policiales, debido a que la mayor parte de las personas no realiza las denuncias.
“El 2007 tuvimos sólo 18 denuncias por mordeduras de perro, la mayoría con lesiones leves. A enero de este año no presentamos ninguna, ya que muchas veces las personas son atacadas por los perros de familiares o vecinos, por lo que prefieren no ejecutar ninguna acción”, sentenció el uniformado.

Responsabilidad
Mientras tanto, Gabriela Cortés, secretaria de la Asociación de Amigos del Medioambiente y los Animales, Adama, recordó que no se debe satanizar a los animales, ya que el problema parte por irresponsabilidades humanas.
“Ellos están indefensos, debido a que los seres humanos los abandonamos o no les prestamos los cuidados necesarios. Es nuestra responsabilidad tenerlos en nuestra casa y bien alimentados”, afirmó la dirigente.
[21 de febrero de 2008]
estrella de chiloé]