la depresión en las mascotas

Posted on julio 30, 2008 por

1


[Chillán, Chile] [Las mascotas exteriorizan sus estados de ánimo, por lo que es posible detectar periodos de depresión]. Leído en La Discusión:

Cómo Atacar la Temida Depresión en las Mascotas. Está comprobado que los animales son tan sensibles como los seres humanos, sobre todo si son mascotas habituadas a un sistema de vida en donde son parte de una familia. Por esta razón es que suelen exteriorizar sus sentimientos y estar vulnerables a la temida depresión.
La médico veterinario Ana María Torres explica que “a los animales les da depresión tal como a nosotros y sufren alteraciones del comportamiento muy similares a los humanos”.
Según la doctora, la depresión en animales se gatilla “normalmente por abandono, por encierro, por estar amarrados o por un estímulo externo que está causando la alteración del comportamiento”.
Para Ana María, la forma de darnos cuenta si la mascota está presentando este tipo de trastornos es mediante la observación. “A veces están apáticos o todo lo contrario, muy activos. Los perros empiezan a ladrar, hay otros que presentan conductas como dar vueltas en círculo para intentar morderse la cola o destrozar las cosas de la casa. En los gatos se ve mediante la conducta del marcaje por orina, actitud que no toman normalmente, sino que por alguna causa”, explica.

La Familia
La médico veterinaria explica que ante un paciente con estas características, se debe evaluar en primer término cuáles fueron los cambios que experimentó la casa. “Los perros, por ejemplo, descienden del lobo y estos animales tienden a permanecer en manada. Cuando tenemos una mascota, nosotros pasamos a ser parte de su manada, por así decirlo. Ellos quieren ser parte de la familia, entonces todas las acciones que realizamos, como ir de viaje y dejarlos solos o propiciar cambios en la estructura de la casa como la llegada de un niño, pueden radicar en que ellos manifiesten una alteración en la conducta”.
En cuanto al tratamiento, Ana María aconseja establecer primero cuál es el foco que está gatillando el problema. “Lo primero es tratar de modificar la conducta del entorno familiar y del paciente mediante distintos métodos. Si esto no da resultados y si el trastorno es mayor, hay fármacos que se utilizan en última instancia como antidepresivos o ansiolíticos de uso natural”.
Eso sí, la veterinaria indica que es muy importante que un especialista evalúe las condiciones del animal para luego recetar los fármacos indicados, ya que la automedicación también está restringida a las mascotas y es peligroso suministrarles medicamentos sin previa consulta.
“Es muy común que los animales se depriman, pero hay otros trastornos como ansiedad por separación, común en animalitos que son muy apegados a la familia. Ellos saben cuando el dueño de casa va a salir y toman una actitud distinta, se ponen a saltar o a morder cosas”.
Otro trastorno que Ana María advierte es el llamado obsesivo compulsivo. “Se da al igual que en los humanos. Siguen su cola y se lamen demasiado sus extremidades, lo hacen para llamar la atención”.

Terapias Alternativas
La médico veterinario de la Universidad de Concepción, Sonia Alvarado, advierte que las terapias alternativas que funcionan en los humanos son muy eficaces en el tratamiento de estos trastornos.
“Hemos aplicado terapias alternativas, siempre dependiendo de la alteración de la mascota. Hace poco atendimos a un rottweiler que se automutiló sus patas por un severo cuadro de estrés. Le indicamos en su caso Flores de Bach luego de hacer una estudio y evaluación familiar. Obtuvimos excelentes resultados”, afirma.
Para la doctora, la raza poodle es una de las que más presenta cuadros de estrés, “sobre todo cuando los mantienen demasiado encerrados”.
[30 de julio de 2008]
la discusión]