el cementerio de roca roja

Posted on diciembre 18, 2008 por

2


[Antofagasta] [Son escasos los cementerios de mascotas. Al final de sus días, muchas terminan en un saco de basura]. Lo leímos en La Estrella del Norte:

Cementerio de Mascotas Sobrevive en Medio del Desierto. Nació de forma espontánea, pero se transformó en un lugar de profundo recogimiento.
Los cachupines también tienen su lugar de descanso en el sector de Roca Roja.
Si bien en la capital regional existe un problema grave de descuido hacia los cachupines, por otro lado existen personas que aman profundamente a sus mascotas y pasan a considerarlos parte de la familia.
Por lo mismo al momento de partir les entregan cariño y buscan un lugar donde sus restos descansen en paz y que al mismo tiempo les permita visitarlos y recordarlos.
Así, y de manera espontánea, a un costado de la ruta a Roca Roja se levanta un cementerio de mascotas. Decenas de pequeñas tumbas recuerdan a quienes entregaron alegría, cariño y seguridad en muchos hogares antofagastinos. Unas más lujosas que otras, todas muestran el amor de las familias por quienes los acompañaron en muchos momentos importantes. Con tablitas y un poco de tierra, o con una lápida especialmente diseñada para el regalón de cuatro patitas, se deja recuerdo del paso de estos animalitos por el mundo.
Pese a la lejanía, existen señales que indican que las visitas son frecuentes y que no hay olvido en una zona de difícil acceso. Pero al igual que las familias, también llegan inescrupulosos que llenan el sector de basura. Un poco de respeto, aunque sea cuando los perritos se van al cielo.
Entre las decenas de cachupines que descansan en el sector están Falko, Pluto, Lalito, Osito, Kayser, Boby y Don Terry.
Pero quien si está destacado es Nanukito, quien tiene una lápida dejada por su familia y que recuerda a alguien que sin duda marcó para siempre la vida de todos.
[Edwards Gajardo Gutiérrez]
[18 de diciembre de 2008]
estrella del norte]

Posted in: Uncategorized