dicen que callejeros son problema

Posted on septiembre 10, 2009 por

2


[Quintero, Chile] [¿Qué pensar de esta nota? Pareciera que tenemos leyes sabias, pero periodistas chantas. Nada de lo que se dice aquí ha sido corroborado. El periodista, ejem, no menciona ninguna cifra. Cero estudio. Cero verificación. Muchas declaraciones de otro montón de chantas. Y siguen los autores contribuyen a la montaña de prejuicios infundados sobre los perros abandonados. En salud pública los borrachos causan más problemas de salud pública que los inocentes perros. Y en cuanto a imagen-comuna nos dan más mala imagen los carabineros y los neonazis que los chuchos]. Lo leímos en El Mercurio de Valparaíso:

Perros Vagos Le Ganan la Batalla a los Municipios de la Región. Serios problemas generan los canes, por ejemplo, a las industrias de Quintero, donde detienen procesos productivos y causan accidentes.Es una batalla sin cuartel. Una dura disputa que, por más esfuerzo y recursos que se le inyecten, no da los resultados esperados. Y las pruebas están a la vista.
La población de perros vagos y callejeros en las comunas de la región va en aumento, mientras que las políticas particulares de las casas consistoriales, a través de sus departamentos de medioambiente, consiguen resultados parciales.
Así lo afirma el jefe de carrera de Medicina Veterinaria de la Universidad Santo Tomás, Gonzalo Chávez, que ha trabajado junto a sus alumnos en coordinación con varios municipios locales -entre ellos, Viña del Mar- y que está elaborando un censo canino para la Municipalidad de Quintero.

Problema Grave

“No existe ninguna municipalidad que no esté destinando fondos, por pequeños que sean, para el control de los perros callejeros. Es un problema transversal, a lo largo de todas las comunas. Es un problema grave porque significa un problema de salud pública, además de lo que significa del punto de vista imagen-comuna”, explicó.
Sin embargo, agregó que “no se ha encontrado la fórmula como para hacer un control efectivo de la población de perros callejeros, básicamente porque no se ha logrado dar en el clavo con la educación de tenencia responsable en la población”.
A su juicio, hoy el principal manejo de población de perros callejeros se hace con esterilizaciones masivas, principalmente de perras, cuando se ha intentado que se haga una castración masiva de machos, que es el pilar fundamental del control de población, “pero eso por un tema de idiosincracia o creencia, de alguna manera se evita. La gente no le gusta castrar a sus perros”.
A ello se suma que ni los municipios ni la Autoridad Sanitaria reconocen el deber de retirar los perros que deambulan por las calles, por lo que el problema persiste. Menos hablan de las formas de eliminarlos.
El seremi de Salud, Fernando Olmedo, explicó que “actualmente, la tenencia de mascotas o los perros sin dueños es una realidad que corresponde enfrentar a los municipios, y Valparaíso, Viña del Mar y Quillota son de las comunas con más problemas”. Y lo hacen de la mejor forma posible. Aunque, muchas veces, continuó, en época de celo, los perros generan problemas importantes, porque son perros sin dueños, mordedores.

En Viña del Mar
Respecto del caso particular de Viña del Mar, según apreciación municipal, el total de perros llegaría a los 60 mil. De ellos, un 10% sería vago.
El profesor de la UST, Gonzalo Chávez, expuso que de acuerdo a investigaciones universitarias, la mayor tasa de crecimiento de perros vagos en Viña del Mar ocurre en sectores como Achupallas, y Chorrillos.
“Más del 55% de las viviendas tienen al menos 1 perro (0,95 perros por vivienda) y el gran problema es que más del 60% de esos perros fueron regalados a la familia y un porcentaje menor fue comprado”, continuó Chávez.

Problemas en Centro
Sobre este problema, alertó el concejal y presidente de la Comisión de Medioambiente Víctor Andaur, quien denunció que el Centro de Atención Veterinaria para Perros que posee el municipio desde marzo -producto de problemas de financiamiento- no está esterilizando a los perros que llegan al lugar y tampoco tiene recursos tampoco para insumos médicos.
“El tema es complejo y tiene que ver con el déficit presupuestario”, indicó el edil, quien junto a las concejales Pamela Hodar y Macarena Urenda visitaron el Centro, para interiorizarse de la forma en que está funcionando.
En respuesta a lo anterior, el director de Operaciones de la Municipalidad de Viña del Mar, Patricio Moya, señaló que “siempre hemos dispuestos los recursos, el problema que siempre han estado en aumento la cantidad de intervenciones… Esto no es un fondo sin límites”.
En todo caso, el manejo de estos animales se enmarca en el concepto del control ético de la población canina que realiza la casa consistorial, el que se enfoca en la idea de controlar su crecimiento y fortalecer la idea de tenencia responsable de mascotas.
Sobre la materia, la alcaldesa Virgina Reginato dijo que “el municipio ha desarrollado y potenciado una serie de medidas que han humanizado el control canino en la comuna, centrando nuestro objetivo en los perros con dueños y en los vagos”.
En este sentido, destacó el servicio subvencionado de esterilización de hembras caninas, la creación del Centro de Atención Veterinaria para Perros y los operativos gratuitos.

Otras Comunas
Pero, ¿cómo se advierte el problema del control de los perros vagos en otras comunas?
En Quintero, como corroboró el municipio local, están trabajando en un ambicioso programa: un Censo Canino. Esto, como respuesta a los serios problemas que provocan los animales en el parque industrial, como detención de procesos productivos por su irrupción y accidentes.
Al respecto, el docente de la UST Gonzalo Chávez señaló que “hay una gran cantidad de denuncias de las empresas que están ubicadas en la comuna, debido al ingreso de perros a las empresas, lo que significa que deben detener las obras o tienen accidentes dentro de ellas”.

Uso de Microchips
En tanto, en el caso de Quillota, el municipio ya implementó un sistema de microchip, que permite identificar a cada uno de los ejemplares.
Juan Ignacio Rodríguez, médico veterinario y gerente comercial de Zoodata, empresa que trabaja en la instalación de microchips, explica que “en Quillota los apoyamos en el registro electrónico. Capacitamos a los veterinarios en el uso de los microchips, ellos proceden al implante y también se hacen campañas de vacunación. Con este procedimiento, ellos acceden a una base de datos y llevan un registro sanitario de animales”.
En opinión de Gonzalo Chávez, “se debe realizar un buen plan de difusión, de reeducación de la población, “porque es allí donde estamos fallando”.

Situación en Valparaíso

En Valparaíso, la gran cantidad de perros vagos existentes es evidente. A juicio de la concejal Marina Huerta (PDC), el tema de los perros callejeros en la ciudad es grave.
Sin embargo, estima que una eventual solución a este problema implica revisar el tema de la tenencia responsable de mascotas. “Se deben invertir más recursos para solucionar este tema, pero es necesario que la ciudadanía también se haga responsable”, manifiesta la edil.
Similar opinión tiene el concejal Alberto Neumann (PC), quien no duda en calificar como una “plaga” a los perros que deambulan por la ciudad.
Explica que “falta llevar a cabo lo que se promete. Existen recursos pero hay que realizar un plan de erradicación de verdad”. Agrega que “esto no quiere decir que hay que matar a los animales, pero sí, sacarlos de la ciudad y trasladarlos a un recinto adecuado, en el que reciban las vacunas y posiblemente puedan ser adoptados por alguna persona que quiera tener una mascota”, explica.
[Pablo Ramos / Felipe Gómez]
[10 de septiembre de 2009]
mercurio de valparaíso]

Posted in: Uncategorized