vendiendo carne de ballena

Posted on abril 6, 2010 por

0


[Santa Mónica, California, Estados Unidos] [Animalistas y autoridades colaboran para denunciar grave caso de pesca y venta ilegal de ballena en peligro de extinción]. Lo leímos para traducir en Los Angeles Times:

Restaurante de Sushi en Santa Mónica Acusado de Vender Ilegalmente Carne de Ballena. La cocinería admite la falta, dice su abogado. Agentes federales y activistas del movimiento animalista cooperaron en un video del productor del documental ‘The Cove’, que fuera galardonado con un Oscar.Fiscales federales presentaron el miércoles cargos criminales contra un restaurante de sushi en Santa Mónica y contra uno de sus chefs, acusándolos de haber vendido carne de una especie de ballena sei en peligro de extinción.
The Hump, un elegante club en el Aeropuerto de Santa Mónica, declaró inmediatamente, a través de su abogado Gary Lincenberg, que aceptaba su “responsabilidad por la falta descrita por el fiscal”, pagaría la multa y resolvería el asunto en tribunales.
Mencionados en la acusación, presentada ante una corte de distrito en Los Ángeles, se encuentran el Typhoon Restaurant Inc., dueño de The Hump, y el chef Kiyoshiro Yamamoto, 45, de Culver City.
La venta ilegal de subproductos de mamíferos marinos es un delito que conlleva una pena máxima de un año de cárcel y una multa máxima de cien mil dólares, si se trata de un particular, y de doscientos mil dólares, si se trata de una organización, según informó la fiscalía.
El restaurante The Hump recibió un aluvión de críticas después de que, el martes, el New York Times informara que había servido carne de una especie de ballena en peligro de extinción, posiblemente sacada directamente del maletero de un Mercedes-Benz blanco.
Para recoger evidencias, agentes federales y activistas colaboraron para hacer un video en una acción organizada por el productor del documental ‘The Cove’, que ganó un Oscar.
“No puede ser que entres a un restaurante y puedas pedir un plato con partes de una especie en peligro de extinción”, escribió en un comunicado de prensa el fiscal André Birotte Jr.
Las revelaciones repiquetearon en la amplia comunidad ‘verde’ de Santa Mónica, que se enorgullece de sus credenciales medio-ambientales y de derechos animales así como de sus numerosos y buenos restaurantes.
Mark Gold, presidente de Heal the Bay, dijo que le había consternado la idea de que un restaurante de la ciudad pudiera servir lonchas de una especie amenazada bajo las narices mismas de tantos ambientalistas.
“Esto es algo que nunca pensé que podría ocurrir en Santa Mónica, a menos de tres kilómetros de las oficinas de Heal the Bay, Santa Monica Baykeeper y el NRDC [Natural Resources Defense Council; Concejo de Defensa de los Recursos Naturales]”, dijo.
Según la Ley de Protección de Mamíferos Marinos, en Estados Unidos es ilegal vender cualquier tipo de carne de ballena y la ballena sei está en la lista de especies en peligro de extinción. La ballena sei es la tercera en tamaño de las ballenas barbadas, detrás de las azules y las rorcuales.
En una reunión del Concejo Municipal el martes, el concejal Kevin McKeown -vegetariano- pidió a la fiscalía que investigara si la violación de la ley podría conducir a la revocación del permiso comercial de The Hump.
El concejal de Santa Mónica, Richard Bloom, presidente de la Comisión de Restauración de la Bahía de Santa Mónica, dijo que el ayuntamiento “hará todo lo que esté en nuestro poder para asegurarnos de que se corrija la situación y no vuelva a ocurrir nunca más”.
Da la casualidad de que The Hump (un término sacado de la aviación, que se refiere a los Himalayas) y la cocinería adyacente, Typhoon, están en trámites con el ayuntamiento de Santa Mónica. Ese proceso había empezado antes de que la venta de carne de ballena fuera conocida.
Independientemente de este proceso, “tienen una obligación legal con la ciudad”, dijo la portavoz Kate Vernez. “Evaluaremos la situación y tomaremos esta noticia en cuenta”.
Zoli Ignite Teglas, que canta en la banda Pennywise y es coordinador musical y de extensión de la Sociedad de Conservación Pastor del Mar [Sea Shepherd Conservation Society], una organización de conservación de la fauna marina, dijo en una entrevista que había recibido el dato de que el Hump estaba sirviendo carne de ballena y alertó a Charles Hambleton, productor asociado de ‘The Cove’.
Teglas dijo que contrataron a dos mujeres activas en el movimiento animalista -ambas veganas- y utilizaron una pequeña cámara de video para filmar mientras el restaurante servía un <i>omakase</i> de seiscientos dólares, recomendación del chef. Las dos activistas preguntaron si podían pedir carne de ballena y una camarera les sirvió ocho piezas de lo que llamó “ballena”, de acuerdo a una declaración jurada proporcionada por la fiscalía de Los Ángeles.
Las activistas cogieron muestras de la carne y las metieron en una cartera. Las muestras fueron enviadas a Scott Baker, director asociado del altamente considerado Marine Mammal Institute [Instituto para el Estudio de Mamíferos Marinos] de la Universidad de Oregon. Baker determinó que la carne era de ballena sei.
Premunidos de una orden de allanamiento, agentes federales entraron el viernes noche al restaurante, buscando pruebas. La investigación fue realizada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica [National Oceanic and Atmospheric Administration], con la ayuda del Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de Estados Unidos [U.S. Fish and Wildlife Service], el Departamento de Pesca y Caza de California y el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos [Department of Fish and Game and U.S. Customs and Border Protection].
“Lo primero que quiero saber es de dónde viene la carne de ballena”, dijo el concejal Bloom, agregando que espera que el restaurante ofrezca “excusas sinceras e inequívocas”.
[Martha Groves]
[cc claudio lisperguer]
[6 de abril de 2010]
[10 de marzo de 2010]
los angeles times]

Posted in: Uncategorized