por qué atacó baby louie a su domador

Posted on agosto 15, 2010 por

1


[Ohio, Estados Unidos] [A Mac McDaniel no le sorprende que un animal encerrado ataque a un domador. Reacciona frente a incontables maltratos. Y, sobre todo, quiere volver a su tierra y a su gente]. Lo leímos para traducir en care2:

El telediario del canal ABC ha estado informando sobre las secuelas del ataque de un elefante en un zoológico en Toledo, Ohio. El 1 de julio el ‘elefante estrella’ del zoológico, Baby Louie, atacó a su domador. Desde entonces los empleados del zoológico han sido particularmente cuidadosos en sus relaciones con Baby Louie, por temor de que pueda lesionar a otros.Cuando un ataque de esta naturaleza aparece en las noticias, hay siempre un intento, de parte de los funcionarios del zoológico, de ocultar una obvia verdad: que los animales, y especialmente los animales con una enorme capacidad intelectual, como los elefantes, no quieren vivir en zoos. Es absurdo pensar que un animal tan grande e inteligente como el elefante, pueda permanecer psicológicamente sano en un ambiente tan pequeño como un zoológico. Nacen para ser animales que viven en extensas llanuras, con abundante espacio para recorrerlos.
De acuerdo a ABC, casi veinte zoológicos han decidido sea cancelar o reducir sus exhibiciones de elefantes en los últimos veinte años debido a preocupaciones por el espacio, el clima y la salud de los animales. No hay modo de eludir el hecho de que los elefantes no tienen nada que hacer en ambientes confinados hechos por humanos. Y ciertamente no deberían ser extraídos de sus rebaños y familias en África y Asia y transportados a América del Norte para divertir a humanos.
Los elefantes en el Zoológico de Toledo son adiestrados y dirigidos utilizando un método que se llama ‘contacto libre’, que es un modo amable de decir que son adiestrados con una pesada varilla con un gancho de metal en un extremo. Estos ganchos, llamados ganchos de toro o de elefante, son de uso diario en la industria del circo, que también los usa para domar elefantes. Funcionarios en zoológicos y circos por igual afirman consistentemente que el gancho de toro se usa solamente como una “guía” y que los animales no son nunca golpeados con ellos. Incluso si no existiese la plétora de videos de domadores usando los ganchos para golpear sin piedad a elefantes, tener uno con la mano es todo lo que se necesita para determinar su verdadero propósito. Uno que tuve en mis manos era al menos dos veces más pesado que un martillo y la punta era tan afilada como la punta de cualquier cuchillo.
Así que cuando atrapas a un animal acostumbrado a los climas africanos, a los amplios espacios abiertos, a la libertad de moverse según los dictados del corazón para encontrar estímulos intelectuales y compañía, y transportarlo luego a un lugar tan frío como Ohio, encerrarlo en un área confinada y golpearlo con un pesado gancho puntiagudo, ¿honestamente te sorprendería que el elefante eventualmente ataque a uno de sus plagiadores? No seamos idiotas.
Los animales no nacen ni para nuestra diversión ni nuestro consumo. Los zoológicos, rodeos, circos y otras formas de ‘diversión’ basada en los animales son las formas más crueles de explotación animal. Ni siquiera disfrazan su crueldad detrás de la pretensión de que hacen investigaciones científicas o satisfacen necesidades nutritivas. Los zoológicos y circos existen abiertamente como lugares donde los animales son encerrados, golpeados, hambreados y finalmente eliminados para diversión de los humanos.
Tenemos que boicotear los zoológicos, circos, rodeos, carreras de caballos, lidias de toros y todo otro tipo de tratos crueles e inhumanos de los animales. Dejemos que la gente que monta estos negocios sepa que no hay futuro para que los quieren hacerse una vida sobre la base del maltrato animal para divertirnos.
[Mac McDaniel]
[15 de agosto de 2010]
[23 de julio de 2010]
care 2]
[cc traducción mQh]