¿comen perro nuestros perros?

Posted on agosto 29, 2010 por

2


[Estados Unidos] [Vuelve a estallar debate sobre el alimento para mascotas. Documento de la EPA de 1995 no pierde su vigencia. Refugios animales en Estados Unidos venden perros y gatos eutanasiados a fabricantes de alimento para mascotas].

[Susan Thixton] Una confirmación más del horror que muchos de nosotros hemos sospechado durante años: un documento de la EPA (Environmental Protection Agency; Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) afirma claramente que las plantas de rendimiento (plantas de procesamiento de subproductos animales) “compran subproductos animales” de “refugios animales. Junto con otro informe de EPA, las evidencias están aumentando; las normas actuales que regulan la producción de alimentos para mascotas deben ser modificadas.Ningún amante de las mascotas en su sano juicio desearía nunca alimentar a su perro o gato con carne molida de perro o gato. Pero eso es exactamente lo que está ocurriendo. En lo más profundo del documento de EPA, ‘Emissions Factors and Policy Applications Center’, capítulo 9 (Food and Agricultural Industries), sección 9.5 (Introduction to Animal & Meat Products Preparation), se encuentra la sección 9.5.3 (Meat Rendering Plants). La verdad es tan clara como el cristal.

“Las plantas de rendimiento procesan subproductos animales para la producción de sebo, grasa y carne con alto contenido en proteínas y harina de hueso. Las plantas que trabajan con mataderos o plantas de procesamiento de pollos, son llamadas plantas de procesamiento integrado. Las plantas que recogen sus materias primas de una variedad de fuentes externas, son llamadas plantas de procesamiento independientes. Las plantas independientes obtienen subproductos animales, incluyendo grasa, sangre, plumas, despojos y cadáveres animales enteros, de las siguientes fuentes: carnicerías, supermercados, restaurantes, cadenas de locales de comida rápida, plantas de procesamiento de pollos, mataderos, granjas, ranchos, cebaderos y refugios animales” (en el informe de EPA).

Desde la primera vez que el público tomó conciencia de la venta de perros y gatos sometidos a eutanasia, la industria de alimentos para mascotas ha declarado que este tipo de materia prima no es usada en el alimento para mascotas. Sin embargo, hasta el día de hoy, no hay pruebas ni normas que respalden su declaración.
Este es simplemente el horror más inexcusable. Si ningún alimento para mascotas o snacks para mascotas contuviera ingredientes provenientes de perros y gatos eutanasiados, las normas para la producción de alimentos para mascotas diría claramente que esos ingredientes están prohibidos. Pero no lo hacen.
De hecho, las definiciones existentes de ingredientes del alimento para perros y las normas del alimento para mascotas no permiten que los alimentos para mascotas se separen claramente entre los que usan carne apta para el consumo humano y los que usan animales eutanasiados. No hay ninguna norma que impida que un alimento para mascotas use ingredientes provenientes de perros y gatos eutanasiados en refugios animales.
¿Por qué? La única respuesta podría ser es que los que usan ingredientes provenientes de perros y gatos eutanasiados no quieren que sepamos quiénes son.
Independientemente de la calidad de los ingredientes (independientemente de si los ingredientes provienen de perros y gatos eutanasiados), las normas existentes disponen que las etiquetas del alimento para mascotas deben verse todas iguales. La misma clasificación de ‘Premium’ o ‘Healthy’, la misma “nutricionalmente balanceada según normas de AAFCO”. Nuevamente, independientemente de si el alimento para mascotas incluye carne de la misma calidad que la carne que compras en la tienda o si el alimento para mascotas incluye carne de perros y gatos eutanasiados, de acuerdo a las normas existentes las etiquetas del alimento para mascotas y la publicidad deben todas verse iguales o parecer iguales. Ridículo.
El único modo de que los dueños de mascotas puedan evitar el uso de alimento para mascotas que incluya ingredientes provenientes de perros y gatos eutanasiados es leer los ingredientes. De acuerdo a los exámenes de la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA) “aparentemente hay una asociación entre ingredientes eutanasiados o hidrolizados y la presencia de pentobarbital en el alimento para perros”. (Pentobarbital es el fármaco que se usa para eutanasiar a perros y gatos). LA FDA constató que los ingredientes de alimentos para mascotas Grasa Animal, Harina de Carne y Hueso, Harina de Res y Hueso, y Digest Animal, “podrían incluir animales eutanasiados”.

Debido a que las normas existentes para la producción del alimento para mascotas y las definiciones existentes de sus ingredientes no permiten declaraciones sobre la calidad o categoría de los ingredientes; debido a que existen numerosas evidencias que muestran que perros y gatos eutanasiados hoy en día son utilizados como ingredientes, los dueños de mascotas deben evitar todo alimento y snacks para mascotas que contengan estos ingredientes (grasa animal, harina de carne y hueso, harina de res y hueso, y digest animal). Hasta que las regulaciones sobre el alimento para mascotas entreguen a los dueños de mascotas una clasificación de ‘ingredientes aptos para el consumo humano’, no tenemos otra opción que asumir que todo el alimento para perros y gatos, y los snacks para mascotas contienen algunos o todos esos ingredientes preparados con cadáveres de perros y gatos eutanasiados.
Los dueños de mascotas deben recibir evidencias claras y documentadas para clasificar la calidad o categoría de los ingredientes.
En el documento de EPA, ‘Development Document for the Proposed Effluent Limitations Guidelines and Standards for the Meat and Poultry Products Industry Point Source Category (40 CFR 432)” [Documento de desarrollo para las guías y normas propuestas de control de vertidos para la industria de productos cárnicos y de pollo].

Página 155:

“Las normas promulgadas en virtud de la Ley de Inspección de Productos Avícolas son más específicas y exigen que todos los cadáveres, órganos u otras partes de los cadáveres sean rechazados si se determina, sobre la base de muestras estadísticas válidas, que han sido adulterados por la presencia de cualquier residuo biológico (9 CFR 381.80). Los residuos biológicos se definen como cualquier substancia, incluyendo metabolitos, que quedan en las aves en el momento del sacrificio o en cualquier tejido después del sacrificio, como resultado de tratamientos o de la exposición de aves vivas a pesticidas, compuesto orgánico, compuesto inorgánico o metálico, hormonas, substancias similares a las hormonas, promotores de crecimiento, antibióticos, antihelmínticos, tranquilizantes, u otros agentes que dejan residuos (9 CFR 381.1)”.

Los cadáveres animales rechazados pueden actualmente (según las normas de la FDA) ser utilizados en la producción de alimentos y snacks para mascotas. Se convierten en los ingredientes del alimento para mascotas que llamamos harina de subproductos, harina de subproductos de aves, harina de subproductos de pollo, harina de subproductos de res, harina de carne y huesos, grasa animal, y digest animal.

Página 184
“Cuando se dispone de sólidos por medio del derretimiento, se prefiere el uso de polímeros orgánicos para evitar altas concentraciones de aluminio o hierro en el producto final”.

Como es el caso con algunos fabricantes de alimentos para mascotas, no todos las plantas de rendimiento de grasas utilizan ingredientes repugnantes en la fabricación de alimentos para mascotas.

Página 221:
“La EPA también observó durante las visitas en terreno que algunos procesadores independientes rechazan materias primas que tengan (1) yb pH por debajo de 4SU (3SU es considerado el máximo), (2) cloruro férrico debido a su naturaleza corrosiva, y (3) otros contaminantes (por ejemplo, pesticidas)”.
Pero gracias a las normas existentes, la Asociación Americana de Organismos de Control Alimentario [AAFCO; American Association of Feed Control Officials] es responsable de todas las definiciones de los ingredientes del alimento para mascotas y de la ausencia de una clasificación de estos ingredientes), los dueños de mascotas no reciben información sobre qué alimentos para mascotas usan subproductos que incluyen contaminantes o qué alimentos para mascotas utilizan subproductos que son órganos internos aptos para el consumo humano.
La AAFCO y la FDA no nos dejan opción. Como está claro que estas instituciones consideran que las ganancias de las grandes empresas son más importantes que la salud de nuestras mascotas, no tenemos otra opción que evitar todas las marcas de alimentos y snacks para mascotas que incluyan algún subproducto, grasa animal, harina de carne y hueso, harina de res y hueso, y digest animal. Como las regulaciones de la AAFCO no incluyen una definición clara de los ingredientes aptos para el consumo humano, y como la FDA no implementa las leyes federales existentes que debiesen impedir que se utilicen ingredientes no aptos para el consumo humano en los ingredientes del alimento para mascotas, las dos organizaciones aumentan la desconfianza entre dueños de mascotas.
Lea los ingredientes de todo alimento o snack que de a su mascotas. A menos que desee alimentar a su perro o gato con carne de perro o gato eutanasiado, o a menos que quiera alimentar a su perro o gato con residuos de contaminantes químicos, evite el alimento y los snacks para mascotas que contengan cualquiera de los ingredientes mencionados.
29 de agosto de 2010
24 de agosto de 2010
©truth about petfood
cc traducción lisperguer

El informe de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos, que describe la utilización de perros y gatos eutanasiados en refugios animales (en EUA se permite el asesinato de mascotas abandonadas), data de 1995. En la página web de la EPA no queda claro si las actualizaciones mencionadas se refieren al contenido del informe. Como dice la autora, la situación permanece igual desde que se denunciara por primera vez: es un hecho innegable que muchos fabricantes de alimento para mascotas (pellets) utilizan cadáveres de perros y gatos eutanasiados en Estados Unidos, porque la FDA no implementa las normas con respecto a los ingredientes cárnicos del alimento para mascotas, que debiesen provenir de productos aptos para el consumo humano -según denuncia Susan Thixton. No hay normas que regulen qué ingredientes son admisibles en la industria. Y se sigue encontrando pentobarbital en el alimento para mascotas, la prueba indesmentible de que en la su elaboración se usaron cadáveres de perros y gatos eutanasiados.

En el foro online del artículo de Susan Thixton se encuentran igualmente informaciones adicionales que es importante tener en cuenta. Aquí siguen extractos de comentarios de lectores, y de la propia autora.

rawfooddoggie escribió el 24 de agosto de 2010:

“Ha habido alguna preocupación sobre este post en otro foro que visito. Específicamente, que el artículo de EPA es de 1995 y hay quienes dicen que ha sido desautorizado. ¿Ha habido algún cambio desde las conclusiones originales de EPA? El artículo sobre la detección de fenobarbital también dice que no encontraron restos ni de perro ni de gato en las muestras que analizaron. Su conclusión fue que el fenobarbital se encuentra en vacas o caballos. Creáme, no soy admiradora de los fabricantes de alimento para mascotas. Sólo quiero saber qué es permisible o no en 2010. Gracias por llamar la atención sobre este tema. Debe ser discutido y aclarado”.

La respuesta de Susan Thixton:

“Nada me gustaría más que encontrar pruebas de que perros y gatos ya no son eutanasiados, pero que yo sepa esas pruebas no existen. Para los principiantes, las vacas son muy rara vez eutanasiadas con pentobarbital. Los campesinos no pueden pagar a un veterinario para que los visite y aplique eutanasia químicamente. Después del informe original de la FDA, ‘El riesgo del pentobarbital en el alimento para perros’, la investigación de seguimiento de la FDA no halló la fuente del ADN del letal fármaco. Ellos (la FDA y CVM) declararon que como no se encontró ADN de perro o gato, no se había utilizado a gatos y perros eutanasiados. Pero FDA/CVM nunca hicieron una conexión química entre el pentobarbital en el alimento para perros y la fuente del fármaco.
Una dueña de mascota en Australia obligó al gobierno a encontrar evidencias clínicas. Lo último que recuerdo fue que Australia efectivamente poseía un método de prueba para determinar todas las fuentes de ADN animal en el alimento para mascotas altamente procesado (incluyendo ingredientes de animales eutanasiados con ADN muy dañados). No se han publicado resultados, pero esperamos que esta información esté disponible pronto.
“El pentobarbital se usaba para aplicar eutanasia a caballos. Sin embargo, comparamos las cifras de los caballos eutanasiados con las de perros y gatos eutanasiados. El condado de Los Ángeles informó recientemente que se somete a eutanasia a más de un millón de animales (perros y gatos). A menos que el refugio animal tenga un horno crematorio y el presupuesto para operarlo, los animales eutanasiados deben irse a alguna parte. La mayoría de los estados no permiten que los animales eutanasiados sean enterrados en vertederos. ¿Dónde terminan estos cuerpos?
“Hace unos años hice una entrevista por radio en Eugene Oregon. Hablando con el anfitrión algunos días antes de la entrevista, surgió el tema. Él no podía creerlo; no podía creer que un refugio pudiera enviar gatos y perros eutanasiados para ser procesados como ingredientes del alimento para mascotas. Lo que yo no sabía fue que después de nuestra conversación inicial y de nuestra entrevista en la radio, él llamó a un refugio animal y descubrió que los animales eran efectivamente transportados hacia un procesador local -a costas del contribuyente. Le cuesta al condado 18 mil dólares al año simplemente para disponer de los cuerpos de perros y gatos eutanasiados. El refugio le dio el nombre del procesador (lo que es muy raro), pero llamar por teléfono a la planta de rendimiento no sirvió para nada: se negaron a hablar con él.
“Para hacer más breve esta larga historia, espero realmente que esto no ocurra, pero mis instintos y las numerosas evidencias me dicen que sí ocurre. Si hay pruebas de que perros y gatos eutanasiados no son usados como ingredientes, ¿dónde están? No importa la fecha del informe de la EPA, todavía no hay evidencias (que yo sepa) que perros y gatos no son utilizados como ingredientes”.

“Otro documento es el Informe al Congreso sobre la industria del rendimiento (plantas de derretimiento de grasas) de 2004.
“Bajo el título ‘Panorama de la industria‘,  el primer párrafo dice que “las plantas de rendimiento convierten 21 mil millones de materia prima animal en aproximadamente 8.1 mil millones de productos. Las fuentes de estos materiales incluyen carne de mataderos y plantas de procesamiento; animales muertos de granjas, ranchos, cebaderos, establos, refugios animales y otros locales; y grasas, aceites, y otros restos de alimentos de restaurantes y tiendas”.

Joseph escribió el 25 de agosto de 2010:

“Durante una conversación telefónica con la presidente en funciones de la comisión de alimento para mascotas de la AAFCO, surgió la práctica de utilizar mascotas eutanasiadas como ingrediente de este alimento. Durante años, perspicaces amigos de los animales han sospechado que las mascotas eutanasiadas en consultas de médicos veterinarios y en refugios terminaban como alimento para mascotas. La señora Crenshaw admitió que hay ‘una abundancia de proteínas en los animales que son eutanasiados en los refugios y a menudo son recogidos por las plantas de rendimiento. Sin embargo, la mayor parte de las compañías han firmado acuerdos por los que se comprometen a no utilizar productos que contengan animales eutanasiados’.
“El problema étnico radica en el término “la mayor parte”. ¿Si todas las compañías de alimento para mascotas no firman acuerdos como ese, cómo va a saber un consumidor si el alimento que dan a sus mascotas contiene perros y gatos eutanasiados? Nuevamente, la AAFCO consideraría una referencia a esta realidad una descripción que nunca veremos en una bolsa de alimento para perros, protegiendo de ese modo a los fabricantes que sí utilizan estos ingredientes. “Sería difícil de probar”, señaló Crenshaw. Kurt Gallagher, del Pet Food Institute (una firma del lobby de la industria que representa a la mayoría de los fabricantes de alimento para mascotas de Estados Unidos, explicó que “una condición para ser admitido en el Pet Food Institute es que el miembro no use en sus productos ninguna materia prima que se derive de gatos y perros”. Los consumidores pueden encontrar una lista de las compañías miembro del PFI aquí”. http://www.petfoodinstitute.org
“La FDA, pese a la ley federal que lo prohíbe, permite que los fabricantes de alimento para mascotas utilicen animales enfermos, muertos, sedados e incluso eutanasiados como ingredientes corrientes en su composición, disfrazados con palabras que suenan menos inquietantes”.

Susan Thixton escribió el 25 de agosto de 2010:

“En realidad, existe una ley -federal- que dice que este tipo de ingredientes no son permitidos en ningún alimento. Se trata de la Ley de Alimentos, Fármacos y Cosméticos. Sin embargo, la FDA ha preferido no implementar estas leyes en el caso de la producción de alimento para mascotas. No tienen la autoridad para hacerlo, pero parece que a nadie le importa (excepto a los dueños de mascotas). La FDA tiene una ‘política de conformidad’ según la cual se excluye del alimento para mascotas ingredientes “que provengan de animales enfermos o que han muerto por causas ajenas al sacrificio”. Cerca de 500 dueños de mascotas firmaron una petición que fue enviada a la FDA pidiéndoles que acaten la ley federal; la FDA recibió la petición, pero aún no recibimos respuesta ni comentario. Podría tomar años.
“La petición se puede leer aquí“.

Las conclusiones que sacamos en mQh son que el alimento para mascotas (pellets y snacks) producido en Estados Unidos puede contener ingredientes derivados de perros y gatos eutanasiados en refugios animales, descritos en las etiquetas con palabras que suenan más inofensivas (como ‘subproductos cárnicos’, por ejemplo, o ‘harina de carne’). Recomendamos a los lectores visitar los enlaces que ofrece la autora. Aparentemente la mayoría de los fabricantes han firmado un acuerdo por el que se impiden utilizar este tipo de ingredientes. Pero no están obligados por ley y no hay organismos fiscalizadores. Y hay un porcentaje de fabricantes que siguen utilizando estos ingredientes de refugios. La ley que obliga a describir los ingredientes no permiten establecer diferencias en cuanto a su composición, de modo tal que es difícil identificar a las compañías que sí los utilizan. Hay dos compañías en cuyos productos no se han detectado nunca residuos de pentobarbital (que se usa para eutanasiar animales en los refugios): Pedigree y Purina.
Estas peligrosas y repugnantes prácticas de la industria en Estados Unidos nos recuerdan la urgencia de fiscalizar permanentemente a los productores de alimento para mascotas, también fuera de Estados Unidos.
29 de agosto de 2010
24 de agosto de 2010
©truth about petfood
cc traducción lisperguer

Posted in: animales