extraña historia de fidelidad

Posted on septiembre 7, 2010 por

2


[Un niño oyó los ladridos de perro que provenían del cuarto del pensionista. No recibiendo la madre respuesta, llama a Carabineros, que encuentran dentro al hombre, y su perro a su lado, que llevaban tres días de muertos. ¿Quién ladró entonces?] Lo leímos en Prensa Austral:

[Natales, Chile] Presentaba un Ostensible Abandono y Señales de Desnutrición. Indigente llevaba tres días muerto en Natales. Singular historia de fiel mascota que murió al lado del amo, cansado de llamar la atención con sus ladridos. Cuerpo de hombre de 71 años fue encontrado al interior de pequeña pieza donde vivía solo.Un indigente de 71 años, con domicilio en Chorrillos 946 interior, Puerto Natales, fue encontrado muerto ayer por Carabineros, luego de una denuncia formulada por una vecina que extrañó la ausencia de José Ernesto Vargas Aguilar.
Se trata de un hombre sin trabajo que vivía solo en una pequeña pieza de 4 por 4 al interior de un sitio en la dirección antes señalada.
Informada de la situación, la Fiscalía del Ministerio Público solicitó a la Prefectura de la Policía de Investigaciones (PDI) iniciar las investigaciones y peritajes de rigor tendientes a dar con la identidad (en principio permanecía como NN), la que fue posible al ubicar a un hijo que reconoció se trataba de su padre, con quien desde hace un tiempo no se veían.
El inspector de la PDI Alejandro Ulloa Oyarzún informó a nuestro diario que las primeras pericias indican que el hombre tiene una data de muerte de aproximadamente tres días, no hay señales de intervención de terceras personas, por lo que en principio la causa del fallecimiento sería de carácter natural. El occiso presentaba un ostensible abandono y señales de desnutrición. En todo caso, el examen de autopsia que se hará en Punta Arenas dilucidará el origen del deceso.
Una historia de fidelidad de hombre y animal se descubrió junto al occiso, que fue encontrado sobre su lecho, estaba fallecido también un perro que era su compañero. La mascota falleció posteriormente, sin embargo, si es efectivo el testimonio de un niño del barrio que dijo haber sentido, curiosamente, continuos ladridos del perro, cosa que antes no hacía.
Seguramente al ver moribundo o muerto ya a su amo, intentó llamar la atención en procura de auxilio.
Según reveló la policía, en el cuerpo del hombre tampoco había señales de alguna intención canina de morderle, las partes blandas del rostro por ejemplo, como ha ocurrido en otros casos de afecto entre el hombre y el perro.
6 de septiembre de 2010
©prensa austral

Posted in: perros