perros pueden ser pesimistas

Posted on octubre 15, 2010 por

0


[Gran Bretaña] [A veces es difícil entender por qué se duplican investigaciones sobre asuntos conocidos por la etología desde hace tanto tiempo. Que los mamíferos somos animales de sociedad y cultura, que tenemos o hacemos historia, que usamos herramientas, que tenemos personalidades individuales, que somos personas en el sentido moral del término. Nada impide a los humanos maltratarlos. Hay investigaciones que son resueltamente redundantes]. Lo leímos en La Nación:

Detectan que los perros pueden experimentar ideas pesimistas. Estudio inglés puso a prueba a canes que discernían si su plato de comida estaba medio lleno o medio vacío.Un estudio de la Universidad de Bristol en Reino Unido indica que los perros que suelen quedarse solos, manifiestan sentimientos de angustia y pesimismo. El informe fue publicado en la revista Current Biology. “Todos tendemos a pensar que nuestras mascotas y otros animales experimentan emociones similares a las nuestras pero no tenemos forma de saberlo de forma directa porque las emociones son esencialmente privadas. Sin embargo, hemos utilizado descubrimientos de la investigación en psicología humana para desarrollar nuevas vías de medir la emoción animal”, explicó el responsable del estudio Mike Mendl.
El investigador señala que el estado emocional de una persona afecta a sus juicios y que la gente feliz es más propensa a juzgar una situación ambigua de forma más positiva. “Lo que nuestro estudio muestra es que esto se aplica a los perros. Un perro que ve el vaso medio lleno es menos propenso a estar ansioso cuando se le deja solo que uno con una naturaleza más pesimista”, añade Mendl.
Para estudiar las decisiones pesimistas u optimistas, los investigadores enseñaron a perros de dos centros británicos de acogida que cuando se colocaba un tazón en una localización de la habitación (posición positiva), contenía comida. Cuando se situaba en otra parte (posición negativa) estaba vacío. El tazón se situó en posiciones ambiguas entre las localizaciones positiva y negativa.
“Los perros que corrían más rápido a estas localizaciones ambiguas, como si esperaran encontrar la comida, eran clasificados como relativamente optimistas. Además, estos perros tendían a ser los que también mostraban una conducta menos ansiosa cuando se quedaban solos durante un corto tiempo”, explica Mendl.
El investigador indica que alrededor de la mitad de los perros en algún momento podrían mostrar estas conductas asociadas a la separación (orinando, ladrando y destruyendo objetos de la casa) cuando se separan de sus amos. “Nuestro estudio sugiere que los perros que muestran estas conductas también parecen desarrollar juicios más pesimistas de forma general”.
15 de octubre de 2010
12 de octubre de 2010
©la nación