quieren matar a esos otros hijos nuestros

Posted on noviembre 13, 2010 por

5


[Claudio Lísperguer] Lo que asombra en la postura de los partidarios de la eliminación de los perros abandonados o extraviados, o vagos, es su completo desdén por los sentimientos de las personas relacionadas con esos perros en sus ámbitos cotidianos y el indecible dolor que se les causaría tan injustamente, eliminando a los perros a los que, por su situación de calle, alimentan y tienen en muchos casos con las vacunas al día. Cuando el ministro Hinzpeter dijo que los perros son como nuestros hijos, dijo una verdad cultural y jurídica. No se conocen culturas en el mundo en que a los hijos, tras echarlos a la calle, se les persiga, encierre y asesine. ¿Qué tienen en el alma estos partidarios del asesinato despiadado de esas personas no humanas que forman parte de nuestras familias, algunas fallidas? ¿Por qué consideran desdeñables sentimientos que comparten una mayoría de los ciudadanos?
lísperguer