legislando sobre la indolencia

Posted on noviembre 16, 2010 por

1


[Claudio Lisperguer] En realidad de lo que debiésemos estar hablando es de los perros peligrosos, no de los vagos. Incidentes como el de Peñaflor ocurrirán siempre, con o sin ley. Siempre habrá un propietario que no repara su cerca, o no cierra la puerta, o subestima la agresividad de su mascota. E incidentes similares pueden ocurrir toda vez que alguien no autorizado entre en una propiedad custodiada por perros. Para evitar ataques mortales debiésemos exigir que los perros de parcela, fábrica, negocio o casa con funciones de protección sean adiestrados por profesionales, para que el ataque no termine con la muerte de los que los perros consideren intrusos.
lísperguer