carabinero balea a perros

Posted on enero 22, 2011 por

0


[Santiago, Chile] [Circulan rumores no verificados sobre la agresividad del agente. Sin embargo, lo que realmente indigna es que el mayor a cargo de la comisaría acepte sin más las explicaciones de su subalterno y las oponga a las de los testigos que las desmienten. El mayor debiese abstenerse de tomar partido mientras no se concluye la investigación.] Lo leímos en La Cuarta:

La Fiscalía Sur y la Cuarta Comisaría de Carabineros de Santiago investigan al cabo primero Jorge Fernández Mella, a quien acusan de balear a dos perritos en la comuna de San Joaquín.La institución recibió una denuncia por maltrato animal y el fiscal Cristián Suárez quedó a cargo de la pesquisa.
Según la denuncia, el conflicto se inició cuando el verde llegó a la intersección de las calles Sierra Bella e Isabel Riquelme, pasadas las 12 de la noche, y se encontró de frente con los dos cachupines, Lázaro y Rocky, a quienes habría baleado y dejado tirados en la calle.
“Él venía por la vereda del frente y los niños estaban jugando con los perros. Ahí, el blanco (Lázaro) fue a ladrarle y antes que el perro llegara le disparó. Cuando lo sintió aullar, se acercó el Rocky y también le disparó. Ni siquiera pidió disculpas”, afirmó el dueño de los animales, Juan Gajardo.
La Cuarta trató de comunicarse con el funcionario involucrado, sin poder conseguir su versión. Del tema se refirió el jefe de la 50a Comisaría de San Joaquín, mayor Gonzalo Cortés, quien desmintió los dichos de los dueños de los perrunos.
“El carabinero venía de su trabajo y los perros se le tiraron. Me dijo que eran tres y que sólo se defendió. Hizo dos tiros, uno a cada uno, porque lo querían morder”, aseguró el jefazo.

Denuncia
“Los perros eran bravos. Una señora estuvo meses en control, porque le mordieron la pierna. Acá hay un paradero de micro y la gente prefiere cruzar para no toparse con ellos”, afirmó Liliana Moscoso, vecina del lugar.
Guajardo reconoció que sus mascotas no son las más pacíficas y afirmó que tuvo que pagar una multa por el ataque de uno de sus quiltros, hace un tiempo atrás: “Pagué 1 UTM, por el blanco, que era el más agresivo de los dos. Pero si fueran asesinos me habrían dicho que tenía que sacrificarlos”.
La salud de sus perros no es la única preocupación que tiene Gajardo, ya que el cabo también le chantó dos denuncias tras el ataque.
La primera por amenazar a su familia, ya que habrían ido a tirarle piedras a su hogar. La otra es una infracción por mantener perros bravos en la vía pública.
22 de enero de 2011
©la cuarta