brutal ataque con ácido

Posted on mayo 20, 2011 por

2


[Viña del Mar, Chile] [Nuevamente un acto de aberrante violencia contra animales. Parece que anda suelto el demonio. Si se aprueba el nuevo proyecto de ley, sus autores, de ser identificados y juzgados, podrían pasar años en la cárcel.] Lo leímos en La Estrella de Valparaíso:

[¡Horror!: Son Cinco los Perritos Quemados con Ácido en Rodelillo.] Jirafales, como el profesor de la vecindad del Chavo del Ocho, se llama el perro de Rodelillo que ayer impactó a nuestros lectores, por las graves heridas que presenta su cuerpo.
La mala noticia es que no es el único. Sus hermanos Palomo, Almendra, Diana Chica y la Sin Nombre, se encuentran en igual o peor condición, en un conmovedor caso de maltrato animal que debiera ser investigado por el Ministerio Público.
Ayer publicamos el caso de un can que deambulaba por el paradero 22 de Rodelillo, con una grave y profunda lesión en su lomo, presumiblemente a causa de un ataque con ácido de parte de inescrupulosos. Los vecinos pedían la intervención de las autoridades.
El municipio reaccionó rápidamente a través de su Departamento del Medioambiente y a primera hora acudieron veterinarios para ubicar al animal.
Al final el perro herido no era vago, sino que tenía dueño, en el sector de calle Santa Lucía. Se trata del artesano José Cornejo Fuentes, quien contó a La Estrella que lleva ocho años en el barrio y que, junto a su pareja, son amantes de los animales. Recogen perros de la calle y llegaron a tener 22 en su patio. Regaló algunos y le quedaron diez, pero hace un par de semanas el panorama cambió, ya que dice le mataron a cuatro animales mediante envenenamiento. “Les di leche, pero murieron desangrados”, acota.

Graves Heridas
Días atrás, cuando regresó a su hogar, se percató de que Jirafales y otras cuatro mascotas presentaban terribles heridas en el lomo, que les dejan la carne viva.
Piensa que es obra de desalmados delincuentes que se molestaron porque ladraban mucho y evitaban que cometieran delitos.
El hombre señala que llevó a Jirafales a un veterinario a Placilla, que le habría explicado que la lesión se debía a la acción de un veneno, pero ahora estima que pudieron lanzarles una sustancia ácida o corrosiva.
Asegura que nunca sufrió amenazas de otros residentes por la tenencia excesiva de animales. “No me explico cómo se produjeron esas heridas, se debe a gente muy mala porque los perros no hacen daño. Yo con lo poco y nada que tengo los estoy curando y quiero verlos sanos de nuevo, que no los eliminen”.

Al Canil
Personal municipal se entrevistó con el dueño de los ejemplares, que fueron llevados hasta el canil ubicado en Laguna Verde.
Ariel Cortés, médico veterinario del Departamento del Medioambiente, hizo un examen preliminar a los canes.
“Veníamos por un perrito por la denuncia que salió en La Estrella, pero nos encontramos con la sorpresa de que había otros cuatro ejemplares con heridas muy profundas en el sector de la paleta y cruz. Tienen necrosis de piel y tejido muscular. El dueño trató de hacerles curaciones, pero no tiene los medios para que todos tenga tratamiento”, indicó el profesional.
A la hora de explicar el origen de las lesiones surgen variadas hipótesis. “A estos perritos puede que le hayan tirado agua hirviendo o algún tipo de ácido. No habíamos visto un caso tan grave”, comentó el profesional.
No obstante, admite la posibilidad de que una inyección subcutánea mal colocada o la errónea aplicación de químicos o pesticidas para desparasitar, puedan generar lesiones similares.
Respecto del futuro de los canes, Aries Cortés señaló que pueden ser salvados y por ahora no es viable la eutanasia. “Se pueden realizar cirugías reparadoras con injertos de piel parar cerrar las heridas que se encuentran demasiado abiertas o usar cicatrizantes de tejidos. El mayor peligro es una infección que pueda derivar en una gangrena y septicemia que los lleve a la muerte, todavía no están fuera de peligro, pero confiamos que al cabo de unos días puedan regresar con su dueño”, explicó el profesional, que estima los perros podrán recuperarse dentro de unos meses.
“Queremos que la gente del sector sepa que debe proteger a los animales, y si le devolvemos los perros al dueño no les sigan haciendo daño. El municipio no va a tolerar el maltrato”, señaló.
Se cursó una denuncia a la Fiscalía para que investigue.
20 de mayo de 2011
19 de mayo de 2011
©estrella de valparaíso