quieren prohibir venta de pitbulls

Posted on junio 16, 2011 por

0


[Argentina] [Los perros escaparon de su casa. Ahora serán rehabilitados. Autoridades piensan en prohibir la venta de animales potencialmente peligrosos.] Lo leímos en Página 12:

Dos Perros de Raza Pitbull Hirieron a Tres Personas. El ataque se produjo en la zona suroeste de la ciudad: una mujer de 42 años fue mordida en el mentón, otra de 73 en la mano y uno de los animales le arrancó el labio a un hombre de 43 años. Los perros no tenían el microchip obligatorio.

Tres personas resultaron heridas anteayer por dos perros pitbull en la zona suroeste de la ciudad. Una mujer de 42 años sufrió heridas bajo el mentón, otra mujer de 73 una mordedura que le produjo fractura expuesta en una mano, mientras que a un hombre de 43 años uno de los perros le arrancó el labio inferior. A los animales, que salieron de un domicilio ubicado en Chancay 4241, la policía los trasladó ayer hasta el Instituto Médico de Sanidad Animal (Imusa). Allí, la titular del organismo, Diana Bonifacio, indicó que los perros no tenían puesto el microchip obligatorio, tal como lo estipula la ordenanza aprobada el mes pasado, por lo que sus propietarios deberán pagar una multa de 1500 pesos. La funcionaria pidió a la población ser responsable con los “perros potencialmente peligrosos”, y fue más allá al señalar: “Desalentamos la tenencia de pitbulls, pero creo que vamos a tener que prohibir la venta de estas razas, como se hace en España”.
“Fue terrible, esos perros son asesinos”, dijo a Canal 5 Estela Valdéz, una de las mujeres atacadas y heridas por los animales en Chancay al 4200, cerca de Avellaneda y Seguí. La mujer indicó que “no es posible que en una casa puedan tener los perros así. Aparte, la señora tiene un chico, salió a hacer los mandados con el nene y dejó el portón abierto y los perros, que estaban sueltos, salieron”.
La mujer relató que más de 20 personas presenciaron los ataques, y que el médico que atendió sus heridas debajo del mentón le confió que había salvado su vida “de milagro”, porque fue mordida a centímetros de la yugular. “Si me agarraba dos centímetros más abajo de la tráquea me iba en sangre”, precisó.
Valdéz agregó que un hombre que pasaba en bicicleta, y que se bajó para ayudar; uno de los perros le “sacó todo el labio inferior después de morderlo, tuvieron que llevarlo al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez para que le hagan cirugía plástica. Y a la otra señora que fue atacada, el perro le quiso entrar adentro persiguiendo al otro. Cuando le cerró la puerta, le mordió el dedo y le hizo fractura con desplazamiento de hueso”. La mujer se llama Ana Roldán y quedó internada en el Hospital Español.
“Lo grave de estos casos es que hablamos siempre de lo mismo, la irresponsabilidad de la gente que tiene un perro dentro de su casa, que sabe que es territorial, que sabe que es agresivo o muy guardián, y no toma los recaudos necesarios en el hogar”, sostuvo la titular del Imusa, que por otra parte adelantó que tienen en estudio un proyecto que “establecerá en breve que se vendan sólo perros con pedigrí, habrá un criador inscripto con una responsabilidad previa y habrá un registro”.
En este sentido, Bonifacio dijo a Rosario/12 que este tema fue retomado por la secretaría de Gobierno municipal. “Esta sería una primera etapa, de una serie de acciones escalonadas, para que el comercio de perros potencialmente peligrosos esté en manos de gente que tiene conocimiento y una responsabilidad a la hora de vender un perro, y no que un pitbull se venda un domingo en el Parque Urquiza a 100 pesos”, apuntó la titular del Imusa.
De todos modos, la funcionaria consideró que la iniciativa tendrá una fuerte oposición. “Hay mucha gente que se opone, los colegas veterinarios deberían estar al lado nuestro. Los criadores están contentos porque vamos hacer un registro y los vamos a jerarquizar; si esto no funciona, haremos como en España, donde está prohibida la venta de los perros potencialmente peligrosos”, precisó Bonifacio.
Desde el Imusa apuntan además a la educación y prevención. En este marco, Bonifacio explicó que dos profesionales veterinarios; que estudian el comportamiento animal, han ofrecido su colaboración para recuperar algunos de estos perros que “tienen alteraciones de carácter”, y para “rehabilitar y acompañar a los dueños de esos perros”.
La funcionaria consideró que los propietarios de los dos perros que atacaron a las tres personas en la zona suroeste de la ciudad, y que deberán permanecer durante 10 días en el Imusa por la observación antirrábica, podrían ser los primeros en ingresar a este programa de rehabilitación, aunque deberán abonar los 1500 pesos de multa, y deberán salir con el microchip obligatorio, como lo establece la ordenanza aprobada el mes pasado.
Claudio Socolsky
16 de junio de 2011
15 de junio de 2011
©rosario 12