actor se suicida tras dormir a su perro

Posted on enero 29, 2012 por

7


[Nueva York, Estados Unidos] Se suicida actor de teleseries abatido por la eutanasia forzosa de su perro.]

[Howard Portnoy] Los amigos de los animales entienden demasiado bien el dolor que provoca la pérdida de un peludo u otro compañero no-humano. Pero para un actor de teleserie neoyorquino, la pérdida de su amado perro Rocco fue más de lo que pudo soportar, especialmente considerando las circunstancias. El perro, un pitbull, estaba perfectamente sano cuando fue sacrificado.Nick Santino, 47, cuyos créditos actorales en televisión incluyen roles en ‘All My Children’ y ‘Guiding Light’, se suicidó el martes, informó el New York Post. Antes en el día había aplicado eutanasia a Rocco, al que había rescatado de un refugio hace algunos años.
Nick Santino sabía todo sobre los refugios, porque él mismo había crecido en un orfelinato y hogares adoptivos. Le gustaba decir, e incluso lo escribió en su página en Facebook: “Yo no rescaté a Rocco; Rocco me rescató a mí”.
La decisión de sacrificar a Rocco, posiblemente la más difícil que haya tomado Santino en su vida, fue el resultado de una persistente presión de sus vecinos en el edificio en el área del Lincoln Center donde vivía. Un reglamento aprobado en 2010 prohibió a los inquilinos tener pitbulls como mascotas. La medida no era retroactiva y no se aplicaba a los pitbulls que ya estuvieran viviendo en el edificio, lo que incluía a Rocco.
Eso no disuadió a los vecinos de Santino de continuar hostigándolo y quejándose sobre Rocco ante la administración del edificio. No se permitía que el perro usara los ascensores principales y no podía estar solo en el departamento más de nueve horas seguidas.
Finalmente, la angustia se hizo intolerable. A Santino, sin poder encontrar otro hogar para Rocco, no le quedó otra opción que la trágica decisión que tomó. Después de la muerte de Rocco, los vecinos dicen que un entristecido Santino llevó al conserje golosinas para perros y una cama de esponja, diciéndole: “Déselos a los otros perros. Rocco ya no está”.
Uno de esos vecinos, James Steven Grant, también tiene un perro. Encontró dos huesos de cuero delante de su puerta. Dijo: “Rocco era el perro más dulce del mundo. Rocco no le haría daño a una mosca”.
Junto al cuerpo de Santino, las autoridades encontraron una nota de suicidio, que dice:
“Hoy traicioné a mi mejor amigo y puse a morir a mi mujer amigo. Rocco confiaba en mí y lo traicioné. No lo merecía”.
Lo mismo se puede decir, ciertamente, de Santino.
Rocco fue incinerado, de acuerdo a las indicaciones del dueño. Un amigo cercano, Stuart Sarnoff, ha pedido que los restos de Santino sean igualmente cremados. “De uno u otro modo”, dijo Sarnoff, “sus cenizas estarán juntas para siempre”.
28 de enero de 2012
©Hot Air
cc traducción c. lísperguer