mataron pumas por petición de cazadores

Posted on febrero 13, 2012 por

0


[California, Estados Unidos] [Pese a estar prohibida su caza, la empresa Tejon Ranch sacrificaba ilegalmente a los pumas en su territorio para que no compitieran con los cazadores de trofeo, los que, por matar alces, pagaban hasta veinte mil dólares la pieza. Mucho más deben haber pagado por los cerca de veinte pumas sacrificados. Por eso, la multa es derechamente ridícula. Por otro lado, es enervante leer que esos argumentos humanos –salir a cazar animales, la cacería- son, para muchas instituciones, atendibles. En realidad, la cacería es una de esas instituciones que no se puede reformar: sólo se puede abolir.]

[Louis Sahagun] El Tejon Ranch deberá pagar multa por matar a pumas. La corporación, que mató ilegalmente al menos a once pumas para mantenerlos alejados de presas deseadas por adinerados cazadores de trofeos, debe pagar una multa de 136 mil 500 dólares, de acuerdo a un convenio con la agencia de caza y pesca del estado.El Tejon Ranch accedió a pagar 136 mil 500 dólares por concepto de multa y restitución por matar ilegalmente, al menos, a once pumas para impedir que compitieran por los animales de presa con acaudalados cazadores de trofeos, anunció el viernes la oficina del fiscal de distrito del condado de Kern.
El acuerdo corona una investigación de diez meses realizada por el Departamento de Caza y Pesca de California de la denuncia presentada por un ex guía de caza de la Tejon Ranch Corp., el que dijo que fue despedido después de que se quejara por el sacrificio ilegal de los depredadores salvajes.
En una demanda presentada en mayo, el denunciante Bron Sanders dijo que los administradores del rancho estaban enfadados por una ley de 1990 que convirtió en ilegal la caza del puma sin un permiso especial. Dijo que los administradores responsabilizaban a los pumas por la muerte de ciervos, alces, pecaríes y otros animales en el rancho de casi mil kilómetros cuadrados, el terreno en manos privadas más grande de California del Sur.
La caza genera a la compañía hasta dos millones de dólares al año. Los cazadores pagan hasta veinte mil dólares por matar alces.
Sanders, cuya demanda fue resuelta, dijo que presenció entre 2004 y fines de 2010 el sacrificio de veinte pumas sin autorización en el histórico rancho a unos cien kilómetros al norte de Los Ángeles.
Como resultado de la investigación, autoridades de fauna silvestre determinaron que los pumas fueron, efectivamente, sacrificados ilegalmente por empleados del Tejon Ranch, y que Sanders estuvo personalmente implicado en el sacrificio ilegal de al menos once de ellos, de acuerdo a la demanda por responsabilidad civil entablada por la fiscalía del condado de Kern.
El vicefiscal de discrito del condado de Kern, John Mitchell, dijo en una entrevista que los cargos criminales no fueron presentados contra individuos en el caso porque esas infracciones serían delitos menores y prescriben al año.
Sin embargo, debido a que la ley del estado otorga a los fiscales de distrito la jurisdicción para presentar cargos civiles contra empresas, la denuncia fue presentada y resuelta según la Ley de Negocios Deshonestos de California [Unfair Business Act], que establece penas, recuperación de costos para las agencias investigadoras y restitución al público. “La compañía era responsable”, dijo Mitchell.
El Tejon Ranch accedió a pagar cien mil dólares -21 mil 500 para el departamento de caza y pesca para cubrir los costes de la investigación, y 15 mil en restitución, que serán destinados a Control Animal del condado de Kern, dijo Mitchell.
Empleados del Tejon Ranch calificaron inicialmente las acusaciones de Sanders de “ridículas y falsas”.
En una declaración preparada el viernes, el portavoz de Tejon Ranch, Barry Zoeller, dijo que la compañía “quiere expresar su más profundo pesar por el hecho de que esos incidentes hayan ocurrido en propiedad del rancho y la compañía está haciendo todo lo que esté en su poder para asegurarse de que algo así no vuelva a ocurrir nunca”.
Zoeller también dijo que los sacrificios “ocurrieron sin el conocimiento ni el consentimiento del directorio de Tejon Rach”.
Las operaciones de caza de Tejon Ranch han sido suspendidas temporalmente con la cooperación de autoridades de fauna silvestre del estado y federales. La suspensión seguirá en vigor mientras la compañía completa una evaluación de las operaciones.
La compañía proyecta construir varios centros urbanos, incluyendo más de 26 mil viviendas así como hoteles, condominios y canchas de golf, en los lindes occidental y sudoccidental del rancho. Una coalición de organizaciones ambientalistas accedieron no oponerse a los desarrollos bajo los términos de un plan para conservar el noventa por ciento del todavía intocado retablo de bosques de robles y la línea montañosa considerada crucial para el cóndor californiano, en peligro de extinción.
13 de febrero de 2012
11 de febrero de 2012
©los angeles times
cc traducción c. lísperguer