china no servirá sopa de tiburón en recepciones

Posted on julio 4, 2012 por

0


[Hong Kong, China] [Gobierno chino restringe consumo de tiburón y prohíbe la sopa de aletas de tiburón en recepciones oficiales]. Lo leímos en The New York Times y tradujimos:

[Bettina Wassener] China anunció el martes que prohibirá que en los banquetes oficiales se sirva sopa de aleta de tiburón, un popular y caro manjar responsabilizado de la pronunciada reducción de las poblaciones globales de tiburón.
La prohibición, dada a conocer por Xinhua, la agencia estatal de noticias, podría demorar tres años en entrar en vigor, y no está claro cómo se implementará en un extenso país donde las órdenes emitidas por Pekín son a menudo ignoradas por los funcionarios en provincias y regiones remotas.
Sin embargo, la decisión de dejar de servir la sopa de aleta de tiburón en recepciones oficiales fue bienvenida por activistas del medioambiente. Expertos han alertado durante largo tiempo que la demanda de sopa de aleta de tiburón en las últimas dos décadas ha puesto en peligro a las poblaciones de tiburón en todo el planeta.
“Este es un paso adelante muy promisorio”, dijo Andy Cornish, director of conservación en el Fondo Mundial para la Naturaleza en Hong Kong. “Es la primera vez que el gobierno central chino ha expresado la decisión de eliminar progresivamente las aletas de tiburón de los banquetes pagados con el dinero de los contribuyentes”. Cornish dijo que la decisión enviaría una importante señal a los consumidores en China, el mercado más grande para aletas.
Stan Shea, coordinador de proyectos en Hong Kong por la Bloom Association, una organización de conservación marina, igualmente saludó el cambio de política diciendo que representaba un “gran paso” para ayudar a las poblaciones de tiburón.
La sopa, preparada con aletas de tiburón secas, es en gran parte insípida y cartilaginosa pero tiene un considerable prestigio como símbolo de estatus. Muchos en China la consideran un plato indispensable en los suntuosos banquetes con que se celebran bodas, aniversarios y eventos corporativos y estatales.
Los vendedores detallistas en Hong Kong, el principal centro para el comercio internacional en aletas, cobran más de dos mil dólares de Hong Kong, cerca de 260 dólares estadounidenses por cati, una medida de peso tradicional usada comúnmente en los mercados de aquí que corresponde con 680 gramos. Con un cati se obtienen cerca de diez platos de sopa, lo que quiere decir que cada porción cuesta veintiséis dólares.
Sin embargo, el rápido crecimiento económico en Asia en los últimos años ha catapultado a millones de personas a los rangos de aquellos que ahora sí se pueden permitir el plato de tiburón.
En un intento de conservar las poblaciones de tiburón, varios países han prohibido la pesca del tiburón. Varios estados estadounidenses, incluyendo a California, han prohibido la posesión, venta y distribución de aletas de tiburón. Y en Hong Kong varios elegantes restaurantes y hoteles han retirado hace poco la sopa de aleta de tiburón del menú en respuesta la cambiante conciencia pública en la ciudad.
De momento el gobierno de Hong Kong ha resistido los llamados de los conservacionistas del tiburón a restringir el comercio y el consumo de aletas de tiburón.
“El gobierno de Hong Kong ha esquivado en repetidas ocasiones la pregunta sobre la implementación de la prohibición de la sopa de aleta de tiburón, diciendo que no ve la necesidad de ello”, dijo Cornish, del Fondo Mundial para la Naturaleza. “Esperamos encarecidamente que la nueva administración en el gobierno de Hong Kong haga lo mismo”.
En un comentario en un email, la oficina de medios del Departamento de Protección del Medioambiente de Hong Kong reiteró el martes su conocida postura de que el gobierno implemente la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, conocida por su sigla, Cites.
Sin embargo, los medioambientalistas argumentan que Cites debería incluir en su lista de especies amenazadas un número mucho mayor de especies de tiburón.
Las directrices del gobierno de Hong Kong estipulan que los banquetes oficiales no deben ser “extravagantes” y esto quiere decir que los menús “en general no deben incluir la sopa de aleta de tiburón”, agregó el departamento de medios de comunicación. No dice si Hong Kong debiese adoptar la decisión de prohibir el plato en banquetes oficiales.
4 de julio de 2012
3 de julio de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer