incierto futuro del lobo

Posted on septiembre 2, 2012 por

0


[Estados Unidos] Los lobos ya no están en la lista de especies protegidas en los estados de Montana, Idaho y Wyoming. Cuando de aquí a cinco años las autoridades revisen la situación de los lobos, quizá ya no quede ninguno. Editorial del New York Times, que tradujimos].

La recuperación del lobo en las Montañas Rocosas del Oeste es una de las grandes historias exitosas de la Ley de Especies en Peligro de Extinción. Cazados casi hasta su extinción, los lobos fueron reintroducidos en la región en los años noventa y desde entonces, gracias a las protecciones federales, han vivido un extraordinario retorno. Pero que esta historia tenga un final feliz dependerá de la voluntad del gobierno federal para controlar, y revisar si fuera necesario, los planes de control de la población de lobos que aceptó en Idaho y Montana y está a punto de acordar con Wyoming.
El año pasado, en Montana e Idaho los lobos perdieron su condición de especies en peligro. El Departamento de Interior concluyó que ambos estados habían elaborado planes de control que mantendrían las poblaciones de lobos en niveles razonables.
Sacarlos de la lista ha provocado la muerte de cientos de lobos en cacerías autorizadas. Pero al menos Montana e Idaho fijaron límites a las temporadas de caza y al número de lobos que pueden ser cazados dentro de sus límites. En Wyoming, en contraste, en la mayor parte del estado los lobos serán en lo esencial tratados como alimañas que pueden ser eliminadas en cualquier momento y por casi cualquier motivo.
El Departamento de Interior dice que no debemos preocuparnos. Señaló que la mayor parte de los lobos de Wyoming están en el rincón noroeste del estado y sólo pueden ser cazados durante una temporada de caza determinada. Además, el estado ha accedido a no reducir la población de lobos en el estado a menos de ciento cincuenta ejemplares y quince parejas reproductoras.
Este es un plan más protector que lo que querían los políticos, rancheros y cazadores de Wyoming hace un año. Pero no está de ninguna manera claro que garantizará una población sustentable. Interior ha prometido revisar sus acuerdos con Montana e Idaho después de cinco años. Debe exigir lo mismo de Wyoming. La pregunta es si después de cinco años todavía habrá lobos que revisar.
1 de septiembre de 2012
22 de agosto de 2012
©new york times
cc traducción c. lísperguer