persisten torturas a caballos de paso

Posted on octubre 20, 2012 por

0


[Estados Unidos] Denuncian crueldad en el mundo de los caballos de paso.]

[Alicia Graef] Una reciente investigación encubierta de la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos (HSUS, por sus siglas en inglés) en un establo de entrenamiento de Caballos de Paso de Tennessee dejó al descubierto la crueldad que deben soportar estos caballos para realizar alcanzar un paso innaturalmente alto conocido como “Big Lick”.
De acuerdo a la HSUS, la investigación presentó una demanda por cargos criminales por conspiración para violar la Ley de Protección al Caballo (HPA, por sus siglas en inglés), además de infracciones a la Ley contra la Crueldad hacia los Animales del estado de Tennessee, contra el conocido preparador Jackie McConnell, que tiene todo un historial de maltratos contra caballos, y sus asociados, Jeff Dockery, John Mays y Joseph R. Abernathy, tras ser sorprendidos sometiendo a caballos a una dolorosa práctica conocida como “soring” [que The Free Dictionary define como “mutilación de las piernas o patas de un caballo para inducir un tipo particular de paso”].
La mutilación de toda clase de caballos ha sido prohibida durante décadas por la HPA, pero la técnica es todavía usada por preparadores inescrupulosos para obtener ese paso. La práctica implica el uso de métodos que incluyen frotar substancias cáusticas, tales como aceite de mostaza, aceite de crotón mezclado con querosene o gasoil, sobre la parte delicada de la piel alrededor de las pezuñas, talones y banda coronaria para provocar ampollas, quemar e irritar la piel, y envolverlas en plástico para asegurarse de que sean absorbidas, lo que hace que levanten rápidamente sus piernas para evitar el dolor.
También se usan cadenas para aumentar el dolor, porque la irritación química de la piel aparentemente no es suficientemente rápida para inducir el paso. Algunos usan también ácido salicílico para cubrir las ronchas. Después de todo eso, algunos son adiestrados para no reaccionar cuando se les tocan las piernas.
También se pueden usar almohadillas en las pezuñas delanteras para levantar el pecho del caballo y agregar un poco más de vigor, pero esto lo desequilibra, entre otros problemas. También se pueden colocar objetos entre la almohadilla y la pezuña para provocar más dolor e incomodidad.
Para ayudar a implementar las normativas de la HPA, el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas (APHIS, por sus siglas en inglés) elaboró un programa que nombra a Personas Designadas Calificadas (DQP, por sus siglas en inglés) para inspeccionar a los caballos en espectáculos y descalificar a los caballos con huellas de irritación o mutilación. Estas personas pueden ser veterinarios, herradores, preparadores u otros individuos entendidos en el oficio. Esto provoca un increíble conflicto de interés debido a que pueden ser partidarios del Big Lick con amigos en el oficio, lo que hace el mundo de Caballos de Paso de Tennessee deba en lo esencial regularse a sí mismo. Sin embargo, los espectáculos importantes son habitualmente supervisados por funcionarios médico-veterinarios (VMO, por sus siglas en inglés), inspectores o investigadores.
Desgraciadamente, la HPA no fiscaliza lo que pasa en casa, ya que sólo protege a los caballos durante el transporte y en espectáculos.
En 2006, el World Grand Champion Class fue suspendido en la Tennessee Walking Horse National Celebration anual por primera vez en sus 68 años de historia después de que siete de los diez caballos fueran descalificados por no pasar la inspección del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). Ese año se constató un total de 103 violaciones de la HPA en el espectáculo.
Pero el número de violaciones no es siempre preciso. Algunos preparadores simplemente se marchan antes de ser descubiertos. En 2008, uno de los espectáculos más importantes en Kentucky prácticamente cerró sus puertas después de que inspectores del USDA se aparecieran por el lugar, lo que provocó que se mostraran sólo cuarenta caballos cuando normalmente participan entre quinientos y quinientos cincuenta caballos.
Desde que la investigación de la HSUS fuera transmitida por CBS, al menos un patrocinador de la Tennessee Walking Horse National Celebration, Pepsi, retiró su patrocinio. McConnell debe presentarse el martes en el tribunal y se dice que se declarará culpable por uno de los cargos si los otros se desechan. La directiva de la Asociación de Preparadores de Caballos de Paso también ha anulado las credenciales de McDonnell.
Lo realmente triste aquí es lo sorprendidas que pretenden estar las organizaciones del ramo sobre la mutilación de los caballos. Dicen que no la justifican, pero si no lo hicieran las normas no serían las que son hoy, no admitirían a caballos mutilados en los espectáculos, los preparadores estarían siendo despedidos y los Caballos de Tennessee estarían mostrando sus pasos naturales, en lugar de ser admirados por sus movimientos terriblemente exagerados que son el resultado de continuadas torturas.
Para más información sobre cómo ayudar a estos caballos, visite For the Tennessee Walking Horse.
20 de octubre de 2012
19 de mayo de 2012
©care2