falso veterinario mató a paciente

Posted on noviembre 9, 2012 por

1


[Santiago, Chile] [En libertad falso veterinario: donará todos los insumos que se le incautaron. Fiscalía le propuso salida alternativa a Eduardo Valenzuela Esquivel por la muerte de una perra Dogo, debido a la baja pena de los delitos que se le imputaron: falsificación de instrumento público, maltrato animal y ejercicio ilegal de la profesión. Donación consiste en instrumental y medicamentos.]

En libertad quedó el falso veterinario Eduardo Valenzuela Esquivel (25), tras ser formalizado en el 10° Juzgado de Garantía de la capital por los delitos de falsificación de instrumento público, maltrato animal (provocó la muerte de una mascota) y ejercicio ilegal de la profesión.
En la audiencia que se realizó este jueves en la mañana, la fiscalía le propuso una salida alternativa que consistió en firma mensual, fijar domicilio durante un año y la donación a una protectora de animales de todos los insumos veterinarios que se le incautaron.
Este beneficio se le ofreció debido a la baja pena de los ilícitos cometidos, que en ningún caso conllevaban pena de cárcel. Los insumos que debe donar a la entidad de beneficencia consisten en instrumental y medicamentos. Tras aceptar la salida alternativa, el tribunal dispuso la libertad del imputado.
Eduardo Valenzuela fue detenido el miércoles en la tarde por efectivos de la Brigada de Investigación de Delitos contra el Medioambiente (Bridema) de la PDI, que indagaban la muerte de una perra de raza Dogo de 2 años a manos de este sujeto.
El falso veterinario operó al animal a fines del año pasado en la clínica “Gapter”, ubicada en la comuna de Conchalí, donde el dueño canceló $60.000. Según el propietario, identificado como Daniel Concha, a los tres días se le abrieron los puntos a su mascota.
Debido a que no recibió ayuda de Valenzuela, a pesar de los insistentes llamados del dueño, éste llevó a la perra a otra clínica, donde le indicaron que la operación había sido completamente defectuosa. Por lo mismo, el animal murió a los pocos días por septicemia.
Tras la denuncia del dueño, los detectives de la Bridema descubrieron que Valenzuela presentó un falso certificado de título de veterinario de la Universidad Iberoamericana para poder trabajar en la clínica “Gapter”. El imputado sólo alcanzó a estudiar tres años de la carrera.
Valenzuela fue detenido en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, donde atendía de manera particular.
9 de noviembre de 2012
8 de noviembre de 2012
©la nación