la desvocalización es mutilación

Posted on enero 10, 2013 por

0


[Pero la Asociación Médico-Veterinaria de Estados Unidos no se entera.]

[Alicia Graef] Por alguna razón, la Asociación Médico-Veterinaria de Estados Unidos (AVMA, por sus siglas en inglés) ha apoyado la operación quirúrgica para desvocalizar a perros y gatos para silenciarlos y la junta directiva está a punto de votar, esta semana, para perpetuar esta cruel política.
La desvocalización implica una intervención quirúrgica que no es menor y con un alto riesgo de complicaciones que utiliza sea una aproximación oral, o una laringotomía, que en lo esencial consiste en cortar o remover las cuerdas vocales de un animal –un polémico procedimiento que muchos veterinarios se niegan a realizar.
“El corte del tejido blando en la parte de atrás de la garganta es la cosa más dolorosa que existe. Muchas veces, el perro debe ser operado nuevamente debido a que la membrana vuelve a crecer. No es bueno para el perro. Sólo es bueno para la gente”, de acuerdo al doctor Nicholas Dodman, profesor en la Facultad de Medicina Veterinaria Cummings de la Universidad Tufts y renombrado experto en conducta animal.
Independientemente de cómo se haga, o quién lo haga, este procedimiento puede causar múltiples problemas médicos que van desde dificultades para respirar y vulnerabilidad ante la neumonía hasta arcadas y muerte. Este tipo de solución rápida no contribuye a fomentar la tenencia responsable de mascotas y es un modo fácil de obtener una modificación de la conducta.
La actual política de la AVMA declara que: “La desvocalización canina sólo debe ser realizada por veterinarios calificados y certificados como una última alternativa a la eutanasia después de una modificación de la conducta para corregir la vocalización excesiva y después de sopesar con el dueño las complicaciones potenciales del procedimiento. Cuando los perros son albergados en grupos (por ejemplo, en laboratorios, en establos de crianza, en caniles), la desvocalización no debería ser usada como alternativa a un control animal apropiado y al diseño de las instalaciones.
Sin embargo, como señala la Coalición para Proteger y Rescatar a Mascotas -que dirigió una exitosa campaña para prohibir la desvocalización en Massachusetts-, hay numerosos problemas con la posición de la AVMA y su fracaso para abordar el tema de los gatos, debido a que la cláusula de la “última alternativa” es ambigua e impracticable, ya que nadie puede decir cuál es la mejor alternativa, si se ha intentado con acondicionamiento previamente o si los dueños en realidad siguieron las instrucciones del etólogo o encantador.
Algunos de los que apoyan esta “cirugía de conveniencia” argumentan que puede ayudar a animales que de otro modo serían entregados a caniles debido a sus ladridos. Sin embargo, la desvocalización no garantiza que un perro, o gato, tenga un hogar permanente. Las mascotas desvocalizadas siguen terminando en refugios y en realidad para las mascotas puede ser más difícil encontrar hogar, ya que algunos humanos pueden encontrar los sibilantes, roncos y guturales sonidos que hacen pueden ser incluso más bizarros e irritantes que los ladridos.
Una vez desvocalizados, los perros también pierden la capacidad de comunicarse y socializar normalmente, lo que puede causar frustración y provocar problemas de conducta, además de hacerlos potencialmente más peligrosos para personas si pierden su capacidad de avisar cuando están estresados.
Ahora, organizaciones animalistas, veterinarios compasivos y dueños de mascotas están instando a la AVMA a adoptar una nueva política que proteja a las mascotas adoptando la posición de que la desvocalización debería ser “realizada por veterinarios calificados y certificados y sólo para tratar alguna dolencia física, lesión o para corregir un defecto de nacimiento que cause daño físico que no puede ser aliviado por otros métodos veterinarios”.
Tener un perro o gato en tu casa, sea que se trate solamente de una familia o si eres un criador, quiere decir que te responsabilizas por ellos y las conductas inherentes que los caracterizan. Adiéstralos, no te quejes, y no los desvocalices.

Haz Algo
Por favor firma y comparte la petición pidiendo a la AVMA que no apoye la desvocalización, excepto en casos que podrían beneficiar médicamente a las mascotas.
La Coalición para Proteger y Rescatar a Mascotas también está estimulando a la gente a llamar directamente al 1-800-248-2862 y enviar un mensaje por Twitter a @AVMAvets: No justifiquen la desvocalización de perros y gatos. Es siempre peligroso, siempre cruel.
10 de enero de 2013
1 de enero de 2013
©care2
cc traducción @lisperguer