muerte de caballos y maltrato

Posted on enero 16, 2013 por

0


[Argentina] [Doma con final trágico]
Ocho caballos murieron cuando volcó el camión jaula que los traía de regreso del Festival de Jesús María. Los animales pertenecían a la tropilla Sube y Baja, de la localidad de Chacabuco. Otros dos equinos murieron durante el festival, con lo cual una entidad protectora de animales presentó una denuncia penal por “maltrato”. El intendente de Jesús María –donde el Festival de Doma y Folklore se realiza desde hace 48 años– rechazó la denuncia y sostuvo que la doma “es un deporte de riesgo, para el caballo y para el jinete”.

A las 11 de la mañana de ayer, un camión jaula trasladaba los caballos de la tropilla Sube y Baja, de la localidad de Chacabuco, que venía de participar en el Festival de Jesús María; el vehículo se desplazaba por el camino de circunvalación de la ciudad de Córdoba y lo conducía Claudio Cavalieri, acompañado por su mujer y la hijita de seis años, quienes resultaron ilesos. Según explicó Humberto Cavalieri, padre de Claudio y dueño de la tropilla, “una camioneta Renault que iba adelante mordió la banquina y se le cruzó a mi hijo, que para esquivarla tuvo que hacer una maniobra brusca y volcó”.
Seis de los animales murieron en el acto y dos fueron sacrificados por el veterinario que los asistió “porque estaban quebrados”, explicó Cavalieri, y contó que esos caballos “venían compitiendo desde hace cinco años, en los que habían acumulado premios, y en esta edición del festival compitieron en cuatro noches”.
Ya durante el festival, que finalizó ayer, habían muerto dos yeguas: La Pampeana, procedente de Río Negro, y La Rosita, de Santa Fe. Según fuentes de la competencia, las muertes se produjeron porque, al estar mojado el suelo, se desnucaron durante el forcejeo previo a ser montadas, cuando todavía estaban atadas al palenque.
La Fundación en Defensa y Protección de Animales presentó una denuncia penal contra las autoridades del festival, en los Tribunales de Jesús María, por violación a la Ley 14.346 de Protección de Animales. Laura Baggio, titular de la entidad, sostuvo que “los animales son sometidos a maltrato antes de ser atados al palenque y son hostigados en pos de lograr un buen espectáculo”, ya que “el caballo que mejor espectáculo brinda es el que está más loco”. Por su parte, Andrea de Ordazábal, especialista en Derecho Animal y titular de la Fundación Sin Estribos, dijo que, en cuanto a la doma, “hay una tradición y cultura que entra en contradicción con normas de protección a los animales”.
Gabriel Frizza, intendente de Jesús María, contestó que “no se maltrata a los caballos sino que se da un espectáculo, y a los animales se los cuida y protege”. Afirmó que “se trata de un deporte de riesgo para ambas partes, jinete y caballo; está en relación directa con una actividad propia del campo. El riesgo no es mayor que el existente en deportes como el salto, donde el caballo que cae mal puede golpearse de modo que no sea posible recuperarlo. En nuestro caso, lamentablemente, sucedió dos veces este año; es una desgracia, pero no es algo que suceda habitualmente”.
Frizza explicó que los caballos pertenecen a “tropillas preparadas para el espectáculo de doma; van a distintos lugares del país. El de Jesús María, ciertamente, no es el único espectáculo de doma, aunque tal vez sea el de más renombre; pero hay otros, incluso más antiguos que el nuestro. En la provincia de Buenos Aires hay cientos, y en Jesús María están representadas todas las provincias e incluso vienen representantes de Uruguay y de Brasil”. “Los caballos están especialmente preparados para este espectáculo –subrayó el intendente de Jesús María–. No son improvisados. En la jineteada hay tres categorías: la más corta, donde el jinete permanece ocho segundos sobre el animal, se llama ‘crina limpia’ y se hace sin montura, ‘en pelo’; hay otra de 12 segundos y otra de 15: el mayor esfuerzo del animal dura 15 segundos.”
15 de enero de 2013
©página 12